Publicidad

Francisco Nixon + The New Raemon, El Sol, Madrid (30-10-09)


Noche de indie-pop barbudo. Cuenta Fran en su blog que fue iniciativa de Ramón el que tocasen juntos en L'Auditori de Barcelona y en la Sala Sol de Madrid. De este último concierto es de el que os voy a hablar. Para empezar, sold out y un ambiente en el que se palpaban muchas ganas de escuchar las melodías cotidianas de estos músicos.



 
No se me olvide decir que abría la noche Pigmy presentando su nuevo MIniaturas, con aires folk y una atmósfera de initimidad muy agradable. Los siguientes fueron Francisco Nixon. Y hablo en plural porque Francisco Nixon son Fran y Richi, que además contaron con batería (el de La Costa Brava) y un bajista. Entre los cuatro dieron un concierto de esos que hacen las delicias de todos los que somos fans de La Costa Brava y de la aventura previa de Nixon en solitario. Tocaron Erasmus Borrachas, Nadia, Inditex, 33, Nombres y teléfonos... Richi se explayó con su Amor bajo cero ante un público entregado. Además tuvieron a bien deleitarnos con algún tema de la desaparecida banda a la que pertenecían. Así la audiencia se desgañitó con Adoro a las pijas de mi ciudad; y tuvimos la suerte de que tocaran la preciosa  Déjese querer por una loca, con gesto de recuerdo a Sergio Algora durante la estrofa que reza eso de "...si a veces pienso en lo que he dejado atrás... y echo de menos a alguien especial...".
 
La verdad es que de estos chicos fascina esa humildad suya, esa ironía fina, esa simpleza inteligente tan difícil de conseguir y, en definitiva y parafraseándoles, su excepcional manera de plasmar "la belleza de las cosas simples". Creo que no exagero al afirmar que esta formación es una de las más carismáticas que hay en la actualidad, y que nos encanta que cada novedad que presentan siga la línea y la calidad de las anteriores. Un placer ir a un concierto tras otro de esta gente, buena gente. Mención especial, por último, al momento en el que tocaron El cumpleaños de Ronaldo.
 
Culminaba la velada The New Raemon acompañado por su banda. Ramón tiene un buen torrente de voz, además de muy bonita, y lo sabe. Su directo suena contundente; su guitarra, rotunda. Impecablemente ataviado con su americana, tocó temas tanto de su nuevo La Dimensión Desconocida como de su primer trabajo en solitario tras ser el alma de Madee, A propósito de Garfunkel. Especial acogida tuvieron Estupendamente, Dramón Rodríguez, Sucedáneos y, cómo no, Tú Grafunkel. La pega que le encontré a esta puesta en escena en directo, y que me perdonen, es que bajo mi parecer la banda no hace justicia a las canciones de Ramón, asemejándose por momentos a los sonidos instrumentales de los (desagradables) Café Quijano (sí, juro que sentí estar escuchando algo de ese estilo durante el concierto...). Aún así sus canciones suiguieron destilando la sinceridad que le caracteriza y quedó claro que sus fans son ya legión en Madrid.


[flickr set=72157622613321027]

 

 

To Top