Publicidad

Foals, Razzmatazz, Barcelona (29-11-2008)


El pasado sábado 29 y celebrándose el 8º aniversario, la sala Razzmatazz abrió las puertas a uno de las formaciones grandes del momento: Foals. ¡Menudo conciertazo que pudimos disfrutar y encima dentro de las típicas sesiones de club!


Gran grupo inglés que nuevamente tubo que pelear con el sonido de la sala 1,  como en anteriores ocasiones, el pésimo ambiente acústico perjudicó a Yannis Philippakis y compañía que no paraban de reclamar el grave hecho de no poder escucharse bien por los monitores y estuvieron disculpándose una y otra vez ante el público por sus "posibles malas caras respecto a las condiciones técnicas". El concierto fue una pincelada generosa de indie, un ligero paseo por el techno y un abrumador ritmo math-rock, sumándose así los ingredientes perfectos  para envolver a los allí presentes en un éxtasis de lo más bailable. Tal cantidad de gente acumulada que ni el simple hecho de tener diez centímetros cuadrados para moverte tenía importancia. Abordaron temazos como los dos singles de presentación de "Antidotes", su álbum debut. "Hummer" y "Cassius".  Alcanzando la locura en este último con un frenético sonido y acariciando apasionadamente los instrumentos. Pero todo empezó con "French open" seguido de "Olympic Airways" que hizo sacudir más que algún cubata por un ritmo que poseyó los pies de  multitud de fans (y no fans también). Después de "Balloons", tema obligado en los conciertos de los de Oxford, llegó el final apocalíptico con la deseada "Electric Bloom" y terminando con "Two Steps, Twice" que ponía punto y segido a la espléndida actuación. Famosos por su predilección a la diversión, culminaron la fiesta con un salto salvaje del mismísimo cantante tirándose hacia el público para poner la guinda al pastel.  Un inmejorable punto y final para tal "show".


Foto: Guillermo Granell

 

To Top