Publicidad

Flowers, Teatro del Arte, Madrid (14-10-2016)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Ahora que todo es “indie” y que la dichosa palabrita se utiliza para todo, no está de más recodar cuál es su verdadero significado (en lo que a música se refiere), y una banda como Flowers es perfecta para esto. No solo graban para un sello independiente como Fortuna Pop!, su música bebe directamente de los principios del género, cuando todo era mucho menos grande, y la gente conocía a los grupos gracias a fanzines y programas de radio minoritarios. Ese pop tan guitarrero, y esa actitud de chicos que no han roto un plato, que nos recuerda a un buen motón de bandas de Sarah Records, es lo que ofrecieron la otra noche en El Teatro del Arte de Madrid.

No es que hubiera mucha gente en el Teatro del Arte, pero la gran mayoría de los que estábamos allí no sabíamos muy bien que pintaban Gentleman Clef abriendo el concierto. Este grupo, formado por dos hermanos, hizo un set semi-acústico a base de piano y guitarra, más apropiado para seguidores de Coldplay y Mundord & Sons, que para los amantes de las guitarras distorsionadas. Estoy seguro de que, en otro momento, y con un público diferente, hubieran triunfado un poco más, pero en esta ocasión solo fueron un grupo más del montón.

Con unas luces rojas, que fueron la pesadilla de más de un fotógrafo -sí, la foto que ilustra esta crónica deja mucho que desear-, salieron los londinenses a demostrarnos de lo que son capaces de hacer encima de un escenario. Para el que había escuchado su segundo trabajo, no le sorprendió mucho el tono más duro que ha cogido su música. Y eso que nos engañaron nada más empezar, con la suave ‘Be With You’, de su álbum de debut. Pero fue un espejismo, a partir de ahí lo que dieron es una lección de cómo hacer pop ruidoso. Y no, en esto no se parecieron en nada a las viejas bandas indies de los ochenta. El sonido, apabullante, pero a la vez muy nítido, y el vozarrón de Rachel Kennedy, hacen de ellos una rara avis en esto del noise-pop.

Su actuación no duro mucho más de 45 minutos, pero en ella les dio tiempo a repasar casi todo su segundo trabajo, dejando claro que temas como ‘Pull My Arms’, ‘Bitter Pill’, ‘Ego Loss’ o ‘Tammy’, están entre lo mejor de 2016. Pero también hubo tiempo para recordar algo de su primer álbum, como la preciosa ‘Joanna’, o ‘Stuck’, con la que, al igual que en su anterior visita a Madrid, Kennedy acabó a solas con su voz y su bajo, ante la atenta mirada de adoración del guitarrista. Eso sí, esta vez hicieron un tema más, y comentaron que esto de que les reclamen un bis, es algo que solo les pasa en España.

Flowers lo tienen en disco, y lo tienen en directo, ahora solo falta que su música cuente con un poco más repercusión.

To Top