Publicidad

Fee Reega, Toma 3, Gijón (1-09-2016)

Autor: | @antondj2

El pasado día 1 de Septiembre se daba cita en el Toma 3 de Gijón con Fee Reega, la frontwoman de The Captains y Dead Hands, que se presentaba con dos asiduos a la nueva ola underground del conocido antiguamente como Gijon Sound: Javier Bejarano (Pablo und Destruktion, Galgo) y Dany Donkeyboy (también colaborador de Pablo). Todo esto ocurría en uno de los locales que más y mejor está trabajando por no perder la identidad de una ciudad que no hace mucho años fue unos de los referentes del despertar de la música alternativa a nivel nacional, un lugar que como ellos denominan no es un bar al uso sino un espacio gastrocultural, en donde puedes tomarte un buen coctel, unas de sus múltiples cervezas o alguno de sus deliciosos cafés acompañados de un buen trozo de tarta al mismo tiempo que leerte uno de los muchos y selectos libros que adornan sus estanterías, asistir a una presentación de un libro o en el caso que nos ocupa un concierto en directo.

El concierto era gratuito y eso a estas alturas de la película es un handicap que es difícil de salvar, con gente que se acercaba a tomar algo a un sitio en el que había ambiente. Arrancaron los dos primeros temas y las ultimas filas empezaron a murmurar y más tarde a parlotear, por decirlo suavemente. Aun así, la artista estuvo a la altura y no perdió nunca la concentración y presentó un set en el que la inclusión de estos 2 artistas dotó de una fuerza excepcional su directo, sobretodo cuando Javi cogía la guitarra acústica y la tocaba con arco, dibujando paisajes muy psicodélicos, a veces lúgubres y oscuros, algo que las letras de la artista estaban demandando. La vena folk que posee Fee Reega no estuvo presente este día. Dany no le quedaba a la zaga y si bien la guitarra acústica le daba ese aire casi místico, la eléctrica de su partner ofrecía destellos de luz en la oscuridad de las canciones que se tocaban, una especie de guía hacia la luz, hacia el final del túnel, y la cantante acudió. Todo de negro solemne y salvados los escollos previos, derrochó melancolía, tristeza y nos exhibió una colección de temas en las que habla del día a día, de las personas que se cruzan en su camino, como “El Gran Bebedor” , “La Cueva De Varsovia” o “Tequila” e introduciendo nuevos temas. Todo eso rodeado de una solemnidad y seriedad que Fee Reega se encarga de romper con su especial humor “Alemán”. Así transcurrió durante casi hora y media un concierto por momentos muy intenso, en otros mas psicodélicos, pero en definitiva un grandísimo concierto.

To Top