Publicidad

Drive-By Truckers, Razzmatazz, Barcelona (23-11-2010)

drivebytruckerbcn

Primera visita en sala a Barcelona de los excitantes DRIVE-BY TRUCKERS, comandados por Patterson Hood y Mike Cooley, que se reparten protagonismo vocal y compositivo, aunque con más presencia del primero en ambas.&nbs
drivebytruckerbcn

Primera visita en sala a Barcelona de los excitantes DRIVE-BY TRUCKERS, comandados por Patterson Hood y Mike Cooley, que se reparten protagonismo vocal y compositivo, aunque con más presencia del primero en ambas. 

Después de la deserción de Jason Isbell para volar en solitario (nos visitó en Sidecar con los 400 Unit en abril de 2008) ha desaparecido su contrapunto a las voces y composición, pero el guitarrista y teclista que lo sustituye rayó a gran altura especialmente a la pedal steel guitar. Sigue al bajo Shona Tucker,ex mujer de Isbell , así como el batería, aportando la sección rítmica la contundencia y músculo que exige su southern rock de afiladas e hirientes guitarras, que recuerda en algunos momentos a unos Crazy Horse mas versátiles. Presentaban nuevo album Big To Do, pero como es habitual dieron  repaso a su discografia y sonaron entre otras Feb 14,Gravity's Gone, Where The  Devil Don't Stay, Get Downtown y en la parte final Merry Me, Loukout Mountain, Drag The Lake Charlie y Let There Be Rock, despidiéndose con la versión de People Who Died de Jim Carroll . Dos horas intensas de  uno de los mejores representantes del rock sureño de la actualidad, con un impresionante muro de sonido creado por las tres guitarras en ebullición, sin desmerecer los medios tiempos y  su vertiente más cercana al country rock, favorecida por la alternancia de Patterson y Mike al micro. Más clásico quizás este último, pero igualmente intensos y magníficos los dos. Su paso anterior por Barcelona fue en el Primavera Sound de 2006 y anteriormente los pude disfrutar en el Azkena Rock de 2005 y en marzo de 2006 en La Casa del Loco de Zaragoza, en la que fue su más convincente presencia  con Patterson, Mike y Jason en estado de gracia.

Calentaron motores a un volumen brutal The Whybirds , quarteto británico decantado por un rocck americano que no desentonó, dejando buenas sensaciones en los 37 minutos que estuvieron en escena.

Photos by John Jobling www.johnjobling.smugmug.com



To Top