Publicidad

Dinosaur Jr. + Lou Barlow, Sala Heineken, Madrid (10-02-2010)

dinosaurmadrid

Tremendo llenazo el que presentó la madrileña sala Heineken para ver encima del escenario a Dinosaur Jr., uno de los grupos más emblemáticos de la historia del indie-rock.


En principio estaba prevista la actuación del grupo californiano The Missingmen junto a Lou Barlow como teloneros, pero sólo salió el líder de Sebadoh con su guitarra para comenzar a amenizar una noche que prometía emociones fuertes.

Barlow, que acaba de sacar el estupendo Goodnight Unknown (del que tocó la preciosa The One I Call), basó su actuación en su carrera fuera del pequeño dinosaurio. Incluso atendió alguna petición como el On Fire de Sebadoh.  Fue casi media hora de concierto que, a juzgar por el alto volumen de las conversaciones del público (qué maleducada es la gente), no gustó demasiado.

Dieciséis años han tardado Dinosaur Jr. en volver a hacer una gira de salas por nuestro país, y eso se notaba, porque, aunque les hemos podido ver en varios festivales en la península, siempre hay ganas de disfrutar de estos genios en un recinto pequeño.

Serios, con sus pintas de andar por casa y tras una muralla de amplificadores, aparecieron los componentes del trío de Boston ante el público madrileño. Aunque venían a presentar Farm, su aclamado último álbum, arrancaron con Thumb e In a Jar, dos de los grandes clásicos de la banda. A partir de ahí fueron intercalando temas de sus últimos discos (Been There All the Time, Pieces o Plans), con temas de sus primeras grabaciones (Get Me), hasta llegar al final de la primera parte del concierto, en la que soltaron Feel The Pain, Over It y Freak Scene del tirón, y gran parte del público más joven que abarrotaba la sala se volvió loca.

Tras una hora y cuarto de concierto, se dejaron para el bis I Don't Wanna Go There –típica canción densa y larga con punteos eternos que tanto le gustan a J Mascis– y su ya mítica versión del Just Like Heaven de The Cure.

Pese a que el sonido no fue malo del todo y ellos estuvieron bastante correctos, al concierto le faltó algo; supongo que pausas tan largas entre canción y canción y un setlist un poco difícil, hicieron que no fuera un concierto de diez. Eso sí, el notable alto no se lo quita nadie.


Fotos: Adolfo Añino



[flickr set=72157623284579513]








To Top