Publicidad

dEUS, Joy Eslava, Madrid (5-02-2012)

Autor: | @indienauta

deusxantonio

La banda belga dEUS tuvo su apogeo en 1999 con su tercer disco, sin contar el EP ‘My sister, my clock’ (1995), cuando grabaron su disco ‘The Ideal Crash’ en Ronda (Málaga) y tocaron en el FIB. Además fue la primera gran banda belga por fichar por una multinacional, en 1994 por Polygram. Tras ese disco hubo un parón discográfico de siete años y todo presagiaba la disolución de la banda. El bajista Danny Mommens dejó la banda y formó Vive la Fête con la vocalista Els Pynoo. Tom Barman dirigió una película, ‘Anyway the wind blows’ y colaboró con el músico electrónico y dj CJ Bolland en el proyecto Magnus. La banda no volvió a reunirse hasta ‘Pocket Revolution’ (2004). La excusa para esta nueva visita a España era la reciente publicación de ‘Keep you close’ (2011). Un disco irregular, pero maduro y con pegada, que contiene aglutina varios de los puntos fuertes de la banda, riffs y melodías (“Keep you close”, “Ghost”, “Constant now”), guitarras con cuerpo (“Dark sets in”) y algún retazo más electrónico (“Second nature”).


Su pasó por Madrid fue todo un lujo. Pudimos ver a una auténtica banda de rock en su máximo esplendor. Y es que dEUS son carne de directo. Ganan enteros en vivo. Liderados por Tom Barman, un artista carismático, que consigue conectar con el público, y secundado por un guitarra solista de lujo como Mauro Pawloski (Evil Superstars) que hace brillar los solos y que aporta elegancia con sus coros o con las segundas voces. El quinteto se completa con tres músicos de nivel: Alan Gevaert (bajo), Stephane Misseghers (batería) y Klas Janzoons (teclados / violín). Relucen canciones recientes como “Keep you close”, “Ghosts”, “Constant now”, el carácter épico de “Twice we survive” o “Easy”. O canciones como “The Architect” de ‘Vantage Point’ (2008).

Un repertorio variopinto, con muchos matices, desde los más densos y rugosos (como “Theme from Turnpike”), como las melodías más tranquilas e incontestables, la magia de los temas más rock con ritmo vertiginoso, a veces caótico y con energía ascendente o emergente. Pero lo más importante es que sus canciones suenan más grandiosas, más rotundas, más sinceras en vivo. Recogieron apuntes de toda su carrera. E incluso pidieron peticiones a la primera fila, dedicando una canción a alguien que cumplía años. Sonó impresionante ‘Bad Timing’, quizás una de sus mejores canciones, del disco ‘Pocket revolution’ (2006), junto también a “If you don’t get what you want”. Magnífica panorámica y vista atrás con “Sister dew” e “Instant Street” que consiguió hacer rugir al público. O “Roses”, “Little Aritmethics” de ‘In a bar, Under the sea’ (1995). ‘Suds & Soda’ revivió los orígenes, el primerizo ‘Worst Case Scenario’ con el que ficharon por Polygram, de una banda singular que saben practicar un rock and roll intenso. En directo encienden la llama, y la mecha llega al público. dEUS saben alumbrar al poder del rock and roll.

 

Foto: Antonio Carralón - Flickr

 

 

 

To Top