Publicidad

Dekmantel Londres: Perfecto colofón a su año

Autor: | @bohemian_corner

Para acabar el festín electrónico que nos hemos dado en 2015 decidimos poner la guinda con el nombre propio de un increíble año. Con 29 tacos y poca ilusión por la mayoría de festivales, Dekmantel consiguió devolverme la fe y ahora soy un apóstol más de esa iglesia del ritmo afincada en Amsterdam. No solo es un festival, sino que también funciona como sello sacando interesantes referencias con los artistas de la casa y además organizando fiestas por Europa.

Nosotros estuvimos en la que montaron en Londres a principios de mes y pudimos extraer varias conclusiones. La primera es que aunque el concepto sea el mismo, el entorno holandés en medio del bosque y durante tantos días le da un plus que ni la mejor organización puede igualar. La segunda es que la mayoría de selectores habituales en las fiestas que organizan tienen una calidad altísima y han ayudado a renovar la escena con sus peculiares propuestas sonoras. Y la tercera, que el concepto Dekmantel consigue que el ambiente de sus fiestas sea inigualable, incluso en una territorio tan variopinto como el de la capital británica.

Dekmantel Londres_the_hydra2

El evento tuvo lugar al este de la ciudad organizado por la gente de The Hydra en Studio Spaces, un edificio industrial con 2 subterráneas salas y varias áreas de paso que aislaban perfectamente el sonido entre ambos escenarios. En general, el discurso sonoro fue homogéneo salvo por el cierre de la fiesta a cargo de Matrixxmann, quien sacó la artillería pesada y dibujó lienzos de techno a discreción. Por lo demás no hubo sorpresas y los pronósticos se cumplieron.

Todo comenzó con Anthony Naples desde una postura muy jazzy y dub para ir seduciendo al madrugador público británico mientras nosotros intentábamos no convertir mentalmente la Libra Esterlina a Euro a la hora de pagar cervezas y echarnos las manos a la cabeza.

Young Marco realizó una primera parte de set bastante marciana, mezclando house a bajas revoluciones con ambient y ritmos que no rompían del todo, pero sus últimos 30 minutos bien valieron la espera. Sin perder un ápice de su clase a los platos aumentó la contundencia y fue el punto de inflexión de una noche que hasta ese momento parecía algo fría. En cambio, de Motor City Drum Ensemble poco que añadir que no se haya dicho ya. Es el jodido rey del eclecticismo y sus sesiones son un viaje a través de unas de las colecciones de vinilos más especiales que jamás escuché. Disco, House, Funk, ritmos africanos, Deep…mezcla estilos impensables para una hora punta en pista pero hace tiempo que nos enamoró con lo que hace y ya no hay vuelta atrás.

Prosumer fue fiel a su pasión por el House y calentó al personal en una abarrotada sala que intuía lo que se le venía encima. Palms Trax, uno de los descubrimientos del año, realizó un live que evidenció su buen momento y lo bien que le sentó el paso por la academia de Red Bull el pasado año. Al final del artículo el link de su set este verano en Dekmantel. Café para muy cafeteros.

Para este nuevo año pediría a los magos de Oriente unos días de vacaciones a principio de Agosto para volver a ese bendito caos que durante tres días surge entre lo más profundo de la flora holandesa. Sean felices.

Fotos: Facebook The Hydra

To Top