Publicidad

David Quinzán + Pablo Und Destruktion, Playa Club, A Coruña (19-12-2015)

Autor: | @antondj2

El sábado era jornada de reflexión pero no para los que nos reunimos en en Playa Club allí nos esperaba Pablo und Destruktion y sabíamos que sería lo que fue, un conciertazo de esos que absorbes por cada poro de tu piel y que entra en ti para no salir en mucho tiempo. Antes de eso era el turno de David Quinzán, el músico coruñes salió para que la espera fuese mas liviana y vaya si lo consiguió.

Un sonido pop con tintes de Jungle y pinceladas tropicales envolvió la sala, increscendo y repasando sus 2 discos y estrenando temas que grabará este año próximo dio rienda suelta a todo su optimismo como bien lo fueron “La Linea Del Sueño”o “Vidrieras” bien secundado por otros dos artistas de la casa vez mas emergente escena coruñesa como son Adrián Seijas y Fran Sanz, nos hicieron mucho mas amena la espera.

A eso de las 00:30H salía Pablo Und Desruktion a escena con su ya habitual vaso de whisky en mano se dispuso a presentar “Vigorexia Emocional” su último disco publicado este año y catalogado para mucho ya uno de los discos del año. “Los días nos tragarán” fue el pistoletazo de salida a un concierto emocionante, intenso, ferozmente cruel por momentos, en cada canción tenias que coger aire para encajar el siguiente, con unas letras que te devoran por dentro y que son difíciles de digerir. A veces fue casi mas un recital poético musical, donde puede expresar todos sus pensamientos, inquietudes vivencias, emocionales por supuesto.

Pablo_Playa_club1

Deshojando como si de una flor se tratase fueron cayendo “Al Aire Puro”, “Podwer”, “Extranjera” o “Mis Animales” acompañado de una banda perfecta en la ejecución con una guitarra española convertida en un Chelo, apareció “Limonv Desde Asturias Al Infierno”, “Pelayo” o la ireinvidicativa “Por Cada Rayo Que cae“, para con “Busero Español” interacionar con el público y despedirse con “Califato” una alegoría a sus raíces tradicionales.

Luego de que aún nos estamos recuperando aparece para hacer un bis y despedirse con la despiadada “Pupilas dilatadas de ira”, una canción de la que había dicho en una entrevista anterior que había dejado de tocar, por lo emotiva y desgarradora que podía llegar a ser; así fuimos abandonado el local, noqueados por la violencia interpretativa de un Pablo Und Destruktion que apunta muy alto. De ahí salimos, jornada de reflexión mediante, con las cosas claras, lo que fue y pude ser para mucho el mejor concierto que se pudo ver este año en tierras Heculinas.

Videos del canal Youtube del Playa Club

 

To Top