Publicidad

Crónica Vértigo Estival, Martos (1 y 2-08-2014)

Autor: | @talibanmusic_tm

Cuando las aventuras que se emprenden reciben todo tipo de trabas, si al final se produce la victoria, ésta es siempre mucho más dulce. Diez años se han cumplido este mes de agosto del comienzo de esta andadura y pese a quien pese, el Vértigo Estival ha logrado por méritos propios, convertirse en un referente por su manera de hacer las cosas, por su forma de celebrar su festival. Con una espectacular forma de tratar al visitante y al músico, cariñosos, detallistas y desprendidos, y sobre todo con un gran amor por la música que les hace programar festivales distintos a la mayoría, la Asociación Cultural Vértigo de Martos (con Jose Luis Molina a la cabeza), puede presumir de cerrar esta primera década de vida con un sobresaliente alto. Y no le calificamos con matrícula de honor, porque sabemos que lo mejor está aún por llegar y ahí estaremos nosotros para contarlo. Al margen de burbujas festivaleras, de postureos rancios y moderneos facilones, Vértigo Estival acudía a su décimo cumpleaños con muchísima elegancia  y en su mejor momento de forma, empezando a contar con el apoyo de la gente de su provincia y recibiendo la visita de The Posies. ¿Qué mejor manera de cumplir años? ¿Qué mejor manera de cumplir sueños?

Viernes 1 de agosto: Tras comprobar que son ciertos los rumores que hacen de Furia uno de los secretos a voces mejor guardados de la escena nacional y vibrar con su salvaje puesta en escena, y después de la espectacular descarga de noise y psicodelia noventera de Blam De Lam (ya era hora que Martos se rindiera a su banda más prometedora), turno para la decepcionante actuación de L.A., un grupo al que tenemos mucho cariño (no en vano Heavenly Hell (Universal Music, 2009) es uno de nuestros discos de cabecera) y que tristemente nos dejaron fríos. Echamos de menos su cara más rockera y espontanea. Echamos de menos más alma. Todo lo contrario a lo que nos ocurrió con León Benavente, cuya actuación nos llevó en volandas hasta el final de la primera jornada. Himnos como “Revolución”“El rey Ricardo” o “Ánimo, valiente” fueron interpretados con maestría y vehemencia, a pesar del cansancio acumulado por el viaje, ya que habían tocado el día antes en Santander. Todo profesionalidad y saber estar.

Sábado 2 de agosto: La jornada comenzó con uno de los atractivos del festival: la Paella Party en el escenario Malibú Beach de la Piscina Municipal de Martos, en un excelente ambiente en el que músicos, promotores y fans charlaban e intercambiaban opiniones sobre la escena musical actual, mientras unos desconocidos para nosotros Los Tsunamis y los míticos The Yellow Melodies (con el carismático Rafa Skam a la cabeza) ponían la banda sonora a los refrescantes chapuzones piscineros. Y así, a ritmo de surf, western y space surf de los de Úbeda, y con las versiones que The Yellow Melodies hicieron de David BowieMadonnaFamily o The Magnetic Fields entre otros, además de los temas propios “The Championship Cup” “Success” con los que cerraron su actuación, se acercó la hora de volver al escenario principal, para continuar con la recta final del festival.

La tarde arrancó con Lôbison, una banda que nos tiene muy mal acostumbrados con sus sobrecogedores y potentes directos. Oscuridad y contundencia sobre el escenario hacen de Juamba d´Estroso una de los mejores vocalistas y frontman del panorama nacional. En breve los sevillanos se encerrarán en el estudio a grabar su nuevo trabajo, del que ya tenemos ganas. Lo de Smile fue una experiencia sublime. Metiéndose en el bolsillo al público desde el principio, tanto con canciones como por actitud, el espíritu de la banda nos envolvió con una asombrosa calidez. Hubo un par de canciones que fueron interpretadas entre el público (el estribillo de “Let go” y “Give me back” en su totalidad), ante el delirio de los asistentes. De los mejores conciertos a los que hemos asistido. Exsonvaldes se dieron un baño de multitudes. Hace tiempo que los franceses se han convertido en un fenómeno. Su asistencia a múltiples festivales este verano dan buena fe de ello. Conquistaron el corazón del público del Vértigo Estival con su versión de “Enamorado de la moda juvenil” de Radio Futura. Tener a The Posies en el cartel era un auténtico lujo. Ver caminar por el recinto con completa normalidad a Ken Stringfellow y a Jon Auer y apreciar su transformación sobre el escenario, eso debería estar en los libros que todo músico debe estudiar. Además de interpretar los clásicos hits “Please return it”,“Dream all day” o “Everybody is a liar” con los que nos hicieron gozar como locos (había gente saltando al público desde la valla de protección del escenario), nos tenían guardada una sorpresa. Thalia de la genial banda malagueña Ultrarouge, fue invitada por el mítico grupo norteamericana a cantar junto a ellos“Licenses to hide” y “Superwise”. Momentazo para dejar grabado en la retina para siempre.

Como una familia, los miembros de la Asociación Cultural Vértigo subieron al escenario principal a cantar el Cumpleaños Feliz al festival y a darnos las gracias a los asistentes por ayudarles a cumplir su sueño. A ver si de una vez por todas, el Ayuntamiento de Martos se entera de una vez de lo que pasa cada año en su ciudad desde hace ya diez años.

Fotos: Mª Angeles Perez Pitel

To Top