Publicidad

Crónica Nocturama Sevilla 2012

Autor: | @indienauta

doctorexplosionnocturama

Otro verano más (y van ocho), el ciclo Nocturama nos ayudó a sobrellevar las elevadas temperaturas de la ciudad a aquellos que nos quedamos en Sevilla sin vacaciones. Punto de encuentro forzoso para los amantes de la música, esta octava edición del ciclo Nocturama, ha sido de nuevo organizada por Green Ufos (con Rafa López a la cabeza) en los meses de junio y julio, y por la gente de La Suite (dirigidos por David Linde) durante agosto y septiembre. Esta octava edición será recordada especialmente, por diversos motivos. Por primera vez en la historia del ciclo, se colgó el cartel de “no hay localidades” en uno de los conciertos (e incluso quedaron unas cien personas sin entrada en la puerta de Centro Andaluz De Arte Contemporáneo), en concreto el día del insigne Kiko Veneno, que vino a Nocturama acompañado por el genial guitarrista CharlieCepeda. La subida del IVA en los precios de septiembre, el hecho de que este año haya habido conciertos también en junio y septiembre, los recortes por la crisis, la llegada del hijo pródigo Nudozurdo tras la cancelación del año pasado, pero sobre todo un cartel fantástico, han hecho que la presente edición haya sido una de las más multitudinarias y celebradas de los últimos años. Os detallamos por orden cronológico, los grupos que han pasado por la VIII edición de Nocturama, en este verano de 2012:


Los Punsetes – La Casa Azul – Mièle – Espanto + Doble Pletina – Pájaro – Bertrand Betsch – Antònia Font + Pleasant Dream – Benjamin Schoos – LCMDF + Sundae – Christian Kjellvander + Löbison – Las Buenas Noches – Nudozurdo – Hola A Todo El Mundo – Sr.Chinarro – Lisabö – Niños Mutantes – Josh Rouse – Kiko Veneno + Charlie Cepeda – Iván Ferreiro – Doctor Explosion + Los News – Albert Plá y Diego Cortés – The New Raemon

Os contamos a continuación como vivimos los conciertos a los que asistimos:

Antónia Font + Pleasant Dream: Los castellonenses Pleasant Dreams con su particular homenaje a la música folclórica de su tierra, hicieron de anfitriones, abriendo para Antònia Font. Pop dulce del de toda la vida, con bellas melodías y una delicada instrumentación, para abrir boca antes de los mallorquines.

Tras cinco años sin publicar nada, Antònia Font han conseguido con Lamperetes la consideración de grupo de culto. Accesibles y reposados, canciones con estribillos perfectos como “Clint Eastwood”, “Me sobren paraules” o la divertida “Islas Baleares”, hicieron que los mallorquines se metieran al público en el bolsillo desde el comienzo. Y es que esos pasajes mediterráneos sientan especialmente bien por el sur.

Nudozurdo: Extremadamente frágiles, siniestramente densos y supurando tristeza en cada canción, para mí el concierto de los madrileños ha sido el más bonito de todo el ciclo. Rabiosos, alargando las canciones hasta el éxtasis y nadando en las turbias aguas de los miedos personales, la actuación fue un completo tesoro, aunque inexplicablemente dejaron fuera del repertorio “Golden gotelé”, “Prometo hacerte daño” o “Chico promo” (canciones muy esperadas por los asistentes). El momento más celebrado por el público fue la interpretación de “El hijo de Dios”. Sencillamente geniales.

Sr.Chinarro: En la noche más tórrida del segundo verano más caluroso de los últimos cincuenta años, Antonio Luque presentó las canciones de su nuevo disco ¡Menos Samba! (Mushroom Pillow, 2012) en un concierto muy especial, ya que era la última vez que actuaba junto a su banda de los últimos años, compuesta por Jordi Gil, Javi Vega y Pablo Cabra. Contestatario e inconformista, hace tiempo que su cancionero es marcadamente más pop. Centrado en sus últimos tres discos, “Los amores reñidos” fue la canción más antigua que tocó, para tristeza de sus fans de toda la vida (muy críticos con este último disco, todo hay que decirlo). Como anécdota para olvidar, Antonio se despojó de su camisa a causa del calor, argumentando que en Málaga (donde vive desde hace unos años), se quitan con mucha facilidad esa prenda. Como curiosidad comentar que horas después del concierto, Jordi Gil fue padre por primera vez. Desde aquí aprovechamos para felicitar al mítico músico y productor.  

Lisabö: Viscerales e impactantes, los vascos son unos gladiadores que llevan luchando y sobreviviendo desde la prehistoria del indie. Con Animalia Lotsatuen Putzua (Bidehuts, 2011), Lisabö han logrado el reconocimiento que merecían, ya que para muchas publicaciones especializadas ha sido el mejor disco nacional de 2011. Con una puesta en escena simétrica (dos vocalistas/guitarristas, dos bajos y dos baterías), el hard-core de Karlos Osinaga y los suyos golpearon las entrañas de los espectadores, que gozaban viéndolos sudar, caerse sobre el escenario mientras seguían tocando y hacer que nuestros tímpanos siguieran zumbando horas después de la finalización del concierto. Los vascos se mostraron muy elegantes al recordar a los locales Hiroshima Atomic Garden, con quienes compartieron escenario en su última visita a Sevilla.

Niños Mutantes: Os dejamos la crónica que escribimos en su día sobre el concierto >>>

Doctor Explosion + Los News: Los sevillanos Los News llevan todo el presente año logrando con Automedication (Spyro Music, 2011), numerosos premios y reconocimientos. A la par que opinamos que el disco es bueno, también hemos de decir que no le hace justicia a su espectacular directo. Poses, paseos entre el público, pavoneo de “Rock&Roll Star” y saltos imposibles de su vocalista Quentin Gas, hacen de Los News unos auténticos atletas sobre el escenario. Los sevillanos repartieron claveles rojos entre el público, lo que unido a la sexualidad explicita que supura su actuación, nos hiciera recordar al verano del amor. Los News pertenecen a otra época y eso les hace originales, un soplo de aire fresco entre tanta tristeza impostada en la escena nacional.

Hace tres años, Doctor Explosion dieron un señor concierto en Nocturama. Eso me daba cierto vértigo. Pensaba que sería difícil superar su paso por el ciclo. Pero mi miedo era infundado, porque “la vergüenza de Gijón” (como ellos mismos se definen), se superaron una vez más. Divertidos, contando anécdotas, tocando versiones como “Drácula Ye-Yé” o “Blue Monday”, o clásicos como “Surf Talibán”, “Let´s go in 69” o “Inútil”, Doctor Explosion bajaron varias veces a tocar entre el público, haciendo que todos nos marchásemos a casa sudados y felices de tanto bailar. Desmelene total para la noche sevillana.

The New Raemon: Ambiente festivo para el cierre del ciclo. El artista elegido para concluirlo no podía ser más acertado. Para los que ya hemos visto a Ramón en directo, este era un concierto que no nos podíamos perder bajo ningún concepto y para los que no lo habían visto aún, no había excusas para faltar. Bajo estas premisas, un buen número de asistentes se congregaron para presenciar un concierto, que superó con creces lo esperado. En una primera parte, Ramón subió solo con su acústica para tocar sus canciones más esperadas (sus hits según él) en formato más íntimo, lo que fue muy celebrado por sus fans. “El verdugo”, “La cafetera”, “Te debo un baile” de Nueva Vulcano y “Virginia” de David Bazán, fueron algunas de las canciones que sonaron antes de que la banda al completo subiera al escenario. Dani Llamas fue guitarrista ocasional en la cita, debido a la ausencia de Pablo Garrido. El jerezano es amigo de Ramón desde su etapa en BCore y se les ve cercanos, bromeando sobre el escenario. A pesar de la inminencia de su nuevo disco Tinieblas, Por Fin, no sonaron ninguna de sus canciones, e hicieron en cambio, un merecido repaso al genial Libre Asociación (Marxophone, 2012). Finalizado el concierto, el público pidió más y de nuevo en solitario, Ramón toco un bis de un par de temas entre los que incluyó “Mano izquierda” de Nueva Vulcano. Después de la actuación pudimos hablar con los músicos. Las impresiones de Ramón sobre Tinieblas, Por Fin, noticias frescas sobre la grabación del nuevo disco de Pitt Marvel (proyecto personal de Víctor García, batería de The New Raemon), o conversar con Dani Llamas sobre el inminente regreso de G.A.S. Drummers, pusieron el broche de oro a una noche y a un ciclo espectacular.

A parte de las bandas, cada noche del ciclo y tras los conciertos, hubo djs como Stereofan o La Mujer Barbuda, que nos hicieron disfrutar de lo lindo temazo tras temazo.

Como cada año, es de agradecer el esfuerzo de Green Ufos y La Suite por mantener una programación exquisita, más ahora que las cosas están tan complicadas para la música. Gracias a Nocturama por estas interesantes propuestas, ya que si no fuera por su actividad, Sevilla sería durante julio y agosto una ciudad fantasma en lo que a música se refiere. Apostar por la cultura musical, manteniendo precios populares (tanto en taquilla como en barra), es siempre una postura noble y digna de agradecer. Solo nos resta decir: ¡Gracias Nocturama Sevilla!

Foto: Facebook Nocturama



To Top