Publicidad

Chuck Prophet, Charlie Sexton and the East River Truckers, Changó Club, Madrid (29/01/2019)

Autor: | @adolf_ito

Dentro de las celebraciones del vigésimo aniversario de la promotora Houston Party, se había previsto esta gira de Chuck Prophet y Charlie Sexton que, recuperando el ciclo We Used To Party, interpretan al completo un álbum ajeno. Por problemas de agenda de Sexton se tuvo que aplazar, pero por fin han arrancado con un fantástico show en el que le dan nueva vida al Some Girls de los Rolling Stones y, de paso, interpretan otros temas del repertorio de Richards y Jagger.

La de Madrid era la cuarta noche y se les notó rodados y muy compenetrados. Arrancaron con Can’t You Hear Me Knocking y Let It Rock, y fue con el tercer tema cuando empezaron a desmenuzar el Some Girls que, como comentó Chuck Prophet, no es el disco que más le gusta de los Stones, pero sí el que más veces ha escuchado. Tocaron de maravilla y estuvieron muy divertidos (especialmente Prophet mientras cantaba Far Away Eyes), y Sexton se aventuró entre el público, lo que aprovechó una chica para darle un beso.

La banda la formaban, aparte de Prophet y de Sexton, Steve Adams al bajo y Vicente Rodríguez a la batería. Algunos tenían miedo de que Sexton fuera a cantar (a la guitarra es fantástico, pero su voz no es uno de sus fuertes). Y lo hizo, pero con mucha solvencia y atreviéndose con algunos falsetes que quedaron muy bien. También jugueteó mezclando uno de los temas con los acordes del clásico de Grace Jones Pull Up To The Bumper.

Con un público que llenaba la sala y estaba totalmente entregado en lo que era una aunténtica celebración, fueron cayendo joyas como Beast Of Burden o Miss You, hasta que, con un estupendo Brown Sugar, se despidieron del respetable. Pero volvieron al escenario para encadenar Star Star (una canción que causó polémica en su día por la versión sin censura que incluyó como tema oculto Joan Jett en el casete de su disco Album) con una tremenda Jumpin’ Jack Flash que cerró una noche perfecta. En el setlist había dos canciones más, pero la hora y tres cuartos de actuación fue suficientemente generosa.

Hay que agradecer a Chuck Prophet y a Charlie Sexton que, a estas alturas de sus carreras, no se acomoden y lo den todo en un escenario pequeño. Los de Houston Party tienen que estar muy contentos de celebrar aniversarios con maravillas como esta. Que cumplan muchos más.

Fotos: Adolfo Añino

To Top