Publicidad

Bonnie ‘Prince’ Billy, Casino de l’Aliança, Barcelona (27-10-2011)

Autor: | @indienauta

bonniebcn

 

Sólo había visto a Will Oldham una vez en el año 1996 con motivo del Primavera Sound en la sala que hoy es BeCool (posiblemente el primer PRIMAVERA SOUND en su historia??) y anunciado como Palace Brothers aunque estaba solo con su guitarra en concierto acústico. (Adjunto mi entrada número 00003 para que os lo creáis!)

 


 

Esta vez llegué al Casino de l’Aliança del Poble Nou cuando El Hijo decía: “Vais a asistir a un concierto impresionante”. Miré el reloj y pensé: “Hay ganas, Dios mío!”

 

Will Oldham, o Bonnie ’Prince’ Billy desde 1998, es compositor, cantante folk-rock y actor ocasional americano que posee una extensa obra en trabajos y colaboraciones desde 1993 (hasta 16 CD’s en estudio) Esta vez venia acompañado con la banda The Cairo Gang con los que ha grabado su último trabajo “Wolfroy goes to Town” (2011)

 

Bonnie ‘Prince’ Billy transparente, diáfano y brillante te llega, te emociona con esas delicadas melodías, con las modulaciones de su voz excepcional, con sus gestos expresivos de manos y pies como si fuera un entrañable payaso desgarbado con su traje de dos tallas más grande o como un mago que crea cada vez un concierto único y diferente como éste de 2h. 20’ que no ha repetido en otro lugar de su actual gira. 

 

El concierto empezó de manera lineal al principio para ir en crescendo sin ofrecer una pausa para un bis. Pero en el momento que hizo las presentaciones de los componentes de la banda dijo que alargaría dos canciones más el concierto. 

Creo no equivocarme cuando yo conté que alargaba a cinco las canciones de más! 

 

Las canciones, delicadas de baladas folk-country, no fueron para nada centradas en su último trabajo del que apenas ofreció un par de ellas (Black Captain o Quail and dumplings) y además hizo un largo repaso de su amplia carrera escogiendo temas que no son los más punteros hasta incluso algunos interpretados con diferentes versiones o arreglos que se hacía difícil reconocerlos como el tema I see a Darkness

 

Creo adivinar que la razón de no repetir el setlist en cada noche se debe a la gran compenetración de Will con la banda y a la complicidad existente entre ellos… Pocos grupos saben salirse del guión de manera espontánea pero sólo hacía falta mirar las caras expresivas de los músicos y sus ojos para comprender que con cada versión, alargamiento o giro que Bonnie ‘Prince’ Billy ofrecía sin avisar, ellos le seguían con placer y diversión. 

 

Prueba de ello resultó la última canción de despedida en la que Bonnie ‘Prince’ Billy, entonando sin micro I called you back y andando hacia atrás por el pasillo del teatro, animaba a la cantante a saltar al escenario sin temer por sus tacones y a unírsele, obedientemente, mientras el guitarrista se sentaba al borde del escenario con el cable de la guitarra tensado al máximo…. Un placer: ellos se divertían y yo también!!!

 

El público, que asistimos a uno de los posiblemente mejores conciertos del año, podemos agradecer a Will Oldham ese tiempo extra de concierto como regalo a nuestra calurosa respuesta o a nuestro silencio casi religioso en algunos momentos …quizás es consciente que se siente venerado por un público que le conoce ampliamente por eso él lo agradece con un concierto único del que te sientes plenamente satisfecho cuando termina…

 

El sentimiento y capacidad de emoción es recíproco entre él y el público…Un culto, un lujo!

 

Fotos: Meritxell Rosell

[flickr set=72157628066614294]

 

 

 

 

 

To Top