Publicidad

Blacanova, Festival Sevilla Indiferente V.1.0.11, Sevilla (11-06-2010)

blacanovalive

Hay algunas veces en las que las cosas están cambiando en tu propia cara, frente a ti, a una velocidad constante tal, que no eres consciente de lo que está sucediendo. Y de repente llega un día en el que te das cuenta de que todo ha cambiado. Y la transformación se ha consumado. Y lo que antes era bueno, es ahora aún mejor y juega en otra liga.



El viernes 11 de junio y dentro del Festival Sevilla Indiferente V.1.0, tuve esa impresión con Blacanova. Había tenido la oportunidad de verlos en varias ocasiones y me habían parecido un buen grupo, con buenas canciones, pero su actuación en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla me los reveló como una de las mejores bandas sevillanas, con un repertorio rabioso e impactante, cargado de malas intenciones. Presentaban su primer disco "Blacanova"(Foehn, 2010) y la ocasión era inmejorable para dicha puesta de largo: un marco inigualable en una fresca noche estival con, dadas las fechas, bastante afluencia de público. Solo un triste detalle: era el primer concierto del grupo sin Malaquías Blacanova, mascota de la banda que desapareció durante un concierto en Dos Hermanas. Y no pudo haber mejor homenaje...

En un concierto en un espacio abierto es donde una banda se la juega y con Raúl Pérez a los mandos de la sonorización, ya desde el comienzo el sonido nos envolvió completamente, llenando cada resquicio de distorsión y decibelios, transmisores de densa oscuridad y catástrofe.

El concierto arranca con "Fátima", la inquietante historia de la monja sin piernas que bailaba desnuda, para seguir con "La casa por el tejado", tema recuperado de "Monja Ep". Siempre he sentido una cierta frustación con respecto a la voz de Inés Olalla, ya que por problemas de sonorización nunca había podido oírla en directo. En esta ocasión, su voz suena completamente clara y podemos disfrutarla en toda su belleza, porque Inés tiene una de esas voces que te hacen viajar, sobre todo en "Los buenos días", tema en el que juega con los efectos utilizando dos micrófonos. "La piel dura" y "Los remedios", canción también recuperada, en este caso de "Perro Ep", continúan agrandando la ola de tristeza que inunda el CAAC, que se va poco a poco convertiendo en un páramo sombrío. Blacanova son una banda con mucho oficio, y dejan lo mejor para el final: "Debe ser"es mi favorita del disco, canción en la que a traición te sueltan una descarga de distorsión y en la que algún despistado rompió a aplaudir antes del final, mientras que otros, conocedores de la trampa aguardábamos la sobrecogedora descarga. "Desgracia" y "Serie B" (¡qué gran tema!) nos anuncian el final y mientras José A. Pérez y Paco Arenas juegan con sus pedales y multiefectos creando una densa atmósfera final, Inés y Armando Jiménez nos dan las gracias por la asistencia y abandonan el escenario, dejando el protagonismo al resto de la banda. La interpretación final de José a la guitarra es realmente impactante, mientras la batería de Pepe Fernández va marcando el final en un compás cada vez más lento como el latido de un corazón que se apaga.
El impactante concierto de Blacanova se traduce en, según me comentó Armando después, la venta de unos 20 cds en unos 30 minutos en el stand que montaron en el recinto, cantidad nada desdeñable en los tiempos que corren.

Bueno chicos, el trabajo ha merecido la pena. Ya jugais en primera división. Os espera la Champions.


Foto: Alberto Mera


To Top