Publicidad

Bill Callahan, Apolo, Barcelona (15-02-10)

cabecerabillapolo

Concierto intimista y en formato reducido, pero soberbio y plagado de matices, en una sala Apolo expectante y repleta de incondicionales de Bill.
 


Inició la velada Neal Morgan, batería de Bill Callahan, en solitario cantando y a la percusión. Bedroom, proyecto de Albert Aromir con tres acompañantes más amenizaron la espera, dejando una grata impresión con su pop folk pausado. Pidieron al público que no fumaran ya que Bill tenía problemas de garganta. Afortunádamente no se notó pues su voz sonó profunda y excelsa. Aunque lo prefiero con una banda mas numerosa  como la que le acompañó en el Auditori del Forum, dentro de la programación del Primavera Sound de 2009, hay que reconocer que bordó su actuación del Apolo. Elegante, con camisa clara y corbata oscura, el solo con su Gibson y su cada vez mas profunda voz, con la única ayuda del eficiente Neal Morgan a la batería, se bastó para arrancar los aplausos de los presentes.

Interpretó gran parte de su album de 2009 "Sometimes I Wish We Were An Eagle", como "Jim Cain", la magnífica "Eid Ma Clack Shaw", "Too Many Birds", "Rococo Zephir" y "Wind and the Dove". También sonó "Sycamore de Woke on a Whaleheart" y recuerdos a su etapa como (smog) con el crescendo y distorsión de "Say Walley Maker" e "In The Pines" más reposada. Cerró con un bis de unos 18 minutos con tres canciones de las que destacaría "Rock Bottom riser"  y "The Well". Con conciertos  como este no es de extrañar que aumenten los adeptos a su música.

Fotos: Guillermo Granell

[flickr set=72157623371651649]


Fotos: Meritxell Rosell

[flickr set=72157623498968280]







To Top