Publicidad

Ben Kweller, La [2], Barcelona (15-11-2012)

Autor: | @indienauta

benkwellerbcn

Después de caerse a última hora del cartel del festival Azkena Rock de este año, BEN KWELLER nos ofreció la oportunidad de resarcirnos de su ausencia con un concierto entusiasta y cercano en la sala 2 de Apolo.


Previamente ISAAC ULAM nos introdujo en su particular universo sonoro de cantautor en catalán, con buena conexión con los presentes, pero fue con BEN KWELLER cuando subieron las vibraciones en la sala, con su simpatía y su naturalidad.

Natural de San Francisco y afincado en Austin, presentaba Go Fly A Kite, su último álbum. Arrancó en formato de power trío, con contundencia y sonido rasposo, sin mucha sutileza, para quedarse luego en solitario con su guitarra acústica y su apasionada entonación vocal.

Más tarde se sentó delante del teclado en un extremo del escenario, cambiando de nuevo de registro. Aquí ya más convencional, para volver de nuevo a la guitarra acústica y a la intensidad eléctrica con la banda en el tramo final.

Interpretó temas de sus diversos trabajos como Wasted and Ready, de Sha Sha (2002), On My Way, In Other  Words, Mean To Me de Go Fly A Kite y nos contó con desparpajo como le llamaban en la Argentina de su novia: Benjamin Kweyyer.

Solicitó la colaboración del público para que en uno de los temas hicieran tintinear sus llaves en el micro principal y después de 70 minutos se despidió para regresar con un bis de unos 25 minutos, que inició a los teclados  con Thirteen y Living Life. En esta última volvió a dirigirse a los asistentes para que le ayudaran a recordar la letra ,ya que se quedó en blanco un par de veces. Siguió otra canción a los teclados para despedirse con la banda, ahora si, con una enérgica y contagiosa Penny On The Train Track.

Variado estilísticamente, su concierto satisfizo a público diverso con su simpatía, autenticidad y aparente falta de pretensiones.

Foto: Sergi Fornols



To Top