Publicidad

Beast Coast, Sala Heineken, Madrid (18-12-2010)

bestcoasmadrid

2010 ha sido un año intenso para Bethany Cosentino y sus Best Coast. Y la culpa la ha tenido ese delicioso álbum de debut —Crazy For You ha recibido elogios de los críticos de medio mundo—, que ha hecho que se embarque en una gira por festivales y salas de medio mundo.


La actuación en Madrid venía de la mano de Heineken Music Selector y era el último concierto de la gira. Gracias a eso, y al cansancio acumulado —según las propias palabras de Bethany—, resultó ser un concierto muy emocionante para ella: no paró de agradecer la entrega del público español y de sonreír a los jovencísimos seguidores de las primeras filas, e incluso llegó a soltar unas lagrimas de felicidad en el bis.

Pero donde sin duda fallaron, fue a la hora de trasladar la frescura de su música al directo. Si la chica no toca ni canta mal, el bajista cumple sobradamente, y la batería va justita, pero se las apaña, ¿por qué aburrieron en un concierto que no llegó ni a la hora? Muy fácil: su pop ruidoso y playero termina por resultar cansino y repetitivo en directo. Todas las canciones se parecen enormemente y, sin el maquillaje del estudio, la cosa no funciona. Los primeros veinte minutos fueron aburridos y sin ritmo; tanto, que juraría que a la mayoría de los que estábamos allí nos empezaba a dar bastante igual quién estaba encima del escenario. La cosa no se animó hasta que no llegaron los singles (Boyfriend y When I’m With You) y canciones como Each And Every Day o I Want Toy, pero, paraentonces, ya era tarde. Un servidor salió de la sala Heineken pensando que en un par días ni se acordaría del concierto.

La que salió contentísima del concierto fue Bethany, y lo demostró en su Twitter horas después elogiando sin parar al público madrileño. Debe de ser que en el resto de Europa no la trataron muy bien, porque, en Madrid, la gente que les fue a ver estuvo igual de sosa que ellos.

Fotos: Alberto Luna y Fernando Curto

[flickr set=72157625637561316]



 

To Top