Publicidad

Balthazar, Sala Siroco, Madrid (22-11-2012)

Autor:  | Google+ | @curtillo

 MG 1425 2

Son belgas y sólo cuentan con dos discos en el mercado, 'Rats' (2012), el más reciente, y 'Applause' (2010) ¡Pero qué dos discos! Siguen la estela de dEUS, un pop rock ampuloso, con muchas aristas, en su caso buscan más esos momentos de intensidad moderada, sin demasiado estruendo, combinados con momentos de calma, de diálogo solitario y de. Guitarras, violines, teclados. Un quinteto de Kortrijk que se fraguó ganando el concurso de nuevos talentos de la publicación musical flamenca Humo, que tocó en Pukkelpop y Rock Werther dos de los mejores festivales belgas y del norte de Europa y que telonearon a The Joy Formidable y a dEUS, con quienes comparten sello.


Resuena Conor Oberst de Bright Eyes, Tom Waits, dEUS, Sufjan Stevens o una banda más reciente como los también belgas Absynthe Minded. Auténticas maravillas con arreglos como las sugerentes "Do not claim them anymore" con unos teclados, coros y esa guitarra medio rasgada, "Sinking ship" con una melodía de violín y un teclado con algo mágico, "The man who owns the place" con unos coros iniciales muy de Thom Yorke y unos violines muy Radiohead, o las misteriosas "Later", "Sides", la cautivadora y juguetona "Listen up". O joyas del primer disco, que hay muchas, como "Hunger at the door" con un ritmo vibrante, la más inquietante y sugerente "Fifteen floors", o la luminosa "Wire". Y como colofón ideal para rematar un directo espectacular, su ya clásico "Blood like wine".

Pueden presumir de directo. Porque lo que ofrecieron en Siroco fue pura droga fina, manjar de gourmet. De principio a fin cautivaron al respetable, con un sonido perfecto. Y con una intensidad que no aminoró en ningún momento.

Foto: Maxime Dodinet

To Top