Publicidad

Autumn Comets, Sala El Sol, Madrid (11-02-2016)

Autor:

CUANDO EL ROCK TE HACE VOLAR

El sexteto madrileño publicó en septiembre de 2015 su tercer disco ‘We Are Here / We Are Not’ (Subterfuge, 2015). Un disco que ha supuesto la supervivencia del sexteto, que estuvo a punto de disolverse, y un paso más adelante en la evolución de un sonido muy particular y ricamente elaborado, que tira mucho del post rock y del noise, creando atmósferas sugerentes. Combinan la calma con la rabia con buen tino.

El concierto del jueves supuso la presentación del disco en Madrid, tras la cancelación de su concierto previsto en noviembre pasado dentro del ciclo Sound Isidro. El aplazamiento valió la pena: Autumn Comets salieron con ganas de darlo todo y de convencer al más del medio aforo que se dejó envolver y seducir por la descarga musical. En un directo que defiende con orgullo y soltura su sonido. Sin altas concesiones, sin grandes aspavientos, pero con eficacia.

Se ceñieron a la presentación de su último disco. Que tiene el justo equilibrio entre la calma y el nervio. Con auténticas maravillas, con arrebatos como “Seven Years” o el gancho de “Nothing is ever over” o “The Map and the Treasure”. Canciones que crecen, que arrancan en la calma pero generan energía. Con el sosiego de esos medios tiempos como “St. Kilda”, “You Are Here / We Are Not”, “I Draw Worse Than a Five Year Old Child” (con esas programaciones muy de marcianitos) o “Todos están esperando”, ésta última acaba en un estallido post rock de gran calado. Predominio de la lengua inglesa, El español de “Cavar una fosa”, que empieza en la calma y con ese violín susurrante y va creciendo. Pero no olvidaron su disco anterior, ‘Moriréis en Camboya’ (Subterfuge, 2013).

Dave (miembro de Atención Tsunami y de Incendios) sustituía a Gonzalo Bautista (sintetizadores y programaciones), reforzando esa parte electrónica que tanta importancia tiene en la banda madrileña. Una banda que condensa su sonido en la combinación del post rock, la experimentación y los apuntes y arreglos clásicos de violín. Entre los bises “Molina, You Were the Light”, la canción que supuso la continuidad de la banda, y fue el primer avance y videoclip del último disco.

To Top