Publicidad

Autumn Comets – Sala Costello, Madrid (15-11-2012)

Autor:  | Google+ | @curtillo

P1100422

Hacer un sold out un jueves llevando dos años sin publicar disco y sin presentar uno nuevo tiene mérito. Los madrileños Autumn Comets lo consiguieron, teniendo incluso que dejar a gente fuera de la sala, que se quedó pequeña para acoger su vuelta a los escenarios capitalinos. El truco quizá fuera que sus fans y amigos sabían que, aunque el nuevo disco todavía no ha salido (ni tiene fecha de publicación aún), venían a presentar un puñado de nuevas canciones y tenían ganas de escucharlas de primera mano.


Llenando el escenario, los seis miembros de los Comets arrancaron el concierto con uno de los temas nuevos, This is for everything, que con la fuerza instrumental que los caracteriza supo romper el hielo y captar la atención de los presentes. A lo largo del concierto fueron desgranando numerosos temas del próximo disco, como Eslovaquia, Baltimore (habría que preguntarles a qué tanta alusión geográfica) o The sea won't be calm for long. La intensidad, la distorsión y la riqueza de matices del sonido de esta banda continúa en estas nuevas canciones, adentrándose en su vena más post-rock, sin dejar los aires folkies en muchas canciones.

Aunque el concierto se centró en presentar los temas nuevos, que fueron acogidos con gran éxito por el público, el cual seguía con atención la compleja instrumentación de las canciones, también incluyeron algunos temas del anterior, "A Perfect Trampoline Jump": la canción homónima a este disco, The day after tomorrow o Snakes at 3am, que fueron canturreadas por el público, que quizá echó de menos algún tema más de los antiguos para corear.

Cerraron el concierto con un par de potentes canciones nuevas, Santa Teresa (que ya habían tocado en algunos conciertos de la última gira) y Plans. El público reunido en la Costello quedó más que contento, y con ganas de nuevo disco y de más directos. Desde aquí esperamos que ese nuevo álbum salga muy pronto, y que los Autumn Comets puedan presentárnoslo orgullosos.

To Top