Publicidad

Automatics, Sala El Sol, Madrid (25-01-2013)

Autor:  | Google+ | @curtillo

automatics portada

La nostalgia tiene tirón. Lo hemos comprobado gran cantidad de veces con las reuniones de grupos de los ochenta y los noventa y, una vez más, lo pudimos comprobar en la Sala El Sol con el concierto de Automatics.


La banda de Linares era uno de los mayores atractivos del ciclo de conciertos ¡Dichosos 90s…Quién los pillara!, ya que se han reunido expresamente para esta actuación (de momento, no parece que vaya a tener continuación). Esto hizo que la mítica sala madrileña presentara un lleno absoluto. No era para menos: sus canciones, con bien de distorsión y ruido,  fueron la banda sonora de los años mozos de unos cuantos de los treintañeros que estábamos por allí.

Empezaron por sus primeros trabajos, con Open Space y Suicide, dos de los mejores temas de “Cesárea”, el que fuera su álbum de debut. Aquí ya pudimos comprobar cómo no han perdido el toque encima del escenario. Los de Jaén siempre tuvieron fama de ser una de las mejores bandas en directo del indie nacional (llegando incluso a salir fuera de nuestras fronteras) y, tras tantos años separados, siguen siendo efectivos. Después de estos dos cortes, llegó el turno de TV Preacher, de “Duty”. Este fue uno de sus mayores hits, y el público respondió muy bien. Resulta curiosa la poca cancha que le dieron a este trabajo en el concierto, ya que apenas tocaron tres canciones, y en su día fue su largo más celebrado. Por el contrario, cayó buena parte de “Cesárea”, que ni de lejos es su mejor disco. Eso sí, eligieron las mejores (Emilio y Fraguel Rock sonaron de miedo).

Ellos saben que su trabajo más sólido es “Space Rock Melodies”, y buena parte del repertorio del concierto se lo llevó este disco. Stupid Boys, French Boyfriend o To Be Alive, fueron algunas de las que cayeron, pero, sin duda alguna, las más celebradas fueron Watch Over You y Swayfest. La primera porque es su mayor éxito, y la segunda porque la empalmaron con una versión del Sidewalking de The Jesus & Mary Chain, su mayor influencia. Tras esto, tocaba cerrar la primera parte del concierto con Electric Captain, otra canción que fue un hit –siempre menor, ya que nunca llegaron a ser comerciales–, y que es perfecta para un cierre. Su coreable parte final, donde fusilan el All You Need Is Love de The Beatles, le deja a uno feliz y con la sensación de haber asistido a un buen concierto.

Para el bis volvieron al “Space Rock Melodies”, y tocaron Creep Down y una tremenda Pop Star, donde dieron buena cuenta de los pedales de su guitarra. Para cerrar eligieron una Revolution (Spacemen 3) densa y casi psicodélica que, para mi gusto, no fue la mejor opción para poner fin al concierto.

No sabemos si volverán a juntarse otra vez, pero no estaría mal verles en una gira y un poco más rodados. Aquí lo hicieron bien, pero hubo fallos (algún que otro acople). Algo lógico, tras estar más de una década sin tocar juntos. 

Fotos: Henar Ortega

 


To Top