Publicidad

Australian Blonde + The Handicaps, Joy Eslava, Madrid (21-11-2014)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Cuando uno asiste a la reunión de una banda que ya vio en tiempos pasados en varias ocasiones, se suele llevar una pequeña decepción. Quizá porque ya no estás en la misma onda que cuando tenías 20 años, o porque el grupo ha perdido su magia. Australian Blonde pueden estar tranquilos, porque esto no les pasó a ellos en su cita del pasado viernes con el público madrileño. La banda de Gijón sonó mejor que nunca y demostró que sus canciones siguen teniendo pegada.

Antes de que Fran Nixon y compañía subieran al escenario, tuvimos tiempo para disfrutar de The Handicaps. Esta banda es el nuevo proyecto de Pablo y Ramón, guitarrista y bajista de los extintos Jugoplastika, y en ella siguen demostrando su amor por los años 90. Empezaron como un rayo, con un trío de canciones contundentes en las que pudimos escuchar retazos del mejor indie-rock norteamericano de finales de los ochenta y principio de los noventa. Con una base rítmica de lo más potente (Ramón prácticamente aporrea el bajo) y un buen punto para las melodías, consiguieron que el público se metiera en su música. Hasta Paco Loco no quiso perderse la fiesta de la distorsión que estaban montando, y salió con ellos a tocar ‘Invincibles’. Fue media hora que nos supo a poco y nos descubrió una banda de lo más interesante.

Lo de Australian Blonde no era sólo una reunión de la banda. Venían con nuevas canciones bajo el brazo, las de “You Kill Me”, el mini-lp que sacaron hace unos días, pero su repertorio fue un acertado repaso a lo mejor de su carrera. Quizá, una canción tranquila como ‘Control’ no fue la mejor elección para arrancar el concierto, pero enseguida pusieron a todo el mundo a tono con ‘Chance’, uno de los singles más logrados de su carrera. Y es que su faceta más rockera fue la que mejor resultado les dio. Con un Paco Loco haciendo honor a su apellido, y dándole caña a su guitarra, y un Fran Nixon sonriente, Australian Blonde convencieron con canciones como ‘Cool Dive’, ‘Black’, ‘Sebastopol’ (dejando clara su predilección por ese disco fantástico llamado “Extra”), e incluso el tema que da titulo a su último trabajo, que sonó de maravilla, con mucha más fuerza que en el disco. También sucedió lo mismo con ‘War Is Over’, otra de las canciones de su nuevo trabajo, que no tuvo nada que envidiar a sus grandes hits.

No hay que olvidar que la banda Gijón también tiene una buena cantidad de canciones de pop más limpio, de esas que se ganan un lugar en la vida de mucha gente. El mejor ejemplo fue ‘Like a Boy’, pero también estuvo muy bien ‘The Last One Standing’, donde Paco Loco le imprimió crudeza con su guitarra. Eso sí, fue una lastima que se dejaran fuera la genial ‘Date In London’, que tanto bebe de los Beach Boys. Parece que no están muy por la labor de tocar muchas canciones de “Lay On The Line”; de hecho, sólo cayó el tema que le da titulo al álbum. Una pena, porque es uno de sus mejores discos.

Para finalizar la primera parte del concierto tocaron una de su primer disco y otra del último. Es más, fusionaron su ‘Seaside’ con su versión del ‘Witchi Tai To’, que hicieron cantar a toda la sala (y no fue fácil, ya que letra es un tanto complicada). Por cierto, fue un momento impagable ver a Paco Loco con los brazos en jarras y meneando las caderas al son de la canción.

Si os pensabais que Australian Blonde es una de esas bandas que se deja su gran éxito fuera del repertorio, estabais muy equivocados. Para alegría de todos los presentes , ‘Chup Chup’ abrió el bis y puso una sonrisa de oreja a oreja al público madrileño que abarrotaba la sala Joy Eslava, y que berreó su estribillo lo más alto que pudo. Tras ella sonó ‘I Want You’, otra canción de su “Pizza Pop” y de cuando algunos llevábamos camisetas de rayas y Adidas Gazelle. Pero no acabaron aquí. Para el final tenían preparada esa pequeña píldora de pop acelerado y guitarrero llamada ‘Extra’.

Australian Blonde dieron un concierto que fue mucho más allá de la nostalgia, demostrando que sus canciones nuevas funcionan muy bien en directo, y dejando claro que sus grandes éxitos han soportado muy bien el paso del tiempo. Y mención de honor a The Handicaps, a los que espero encontrarme en muchas más ocasiones.

Fotos: Fernando Curto

To Top