Publicidad

Australian Blonde, El Sol, Madrid (22-01-2009)


Ha tenido que ser en una ocasión especial como el 30 aniversario de la sala El Sol para que, por fin, se reivindique en Madrid la escena indie española de los noventa.


Abrieron la noche los madrileños Layabouts, un grupo que suena a refrito de todos los hypes de moda de los últimos años: tienen su canción Franz Ferdinand, su canción Bloc Party, o su canción Artic Monkeys. Aunque sacaron un buen sonido y tocaron más que decentemente, el principal problema es que resultaron aburridos y planos. Después de cuarenta minutos (de sufrimiento para el que escribe), salieron al escenario Australian Blonde para dar un concierto como aquellos que ofrecían a mitad de la década de los noventa: distorsión, letras en inglés, Paco Loco arañando su guitarra (con una doble al más puro –y horrible– estilo heavy setentero) y haciendo piruetas, e incluso algún que otro fallo en alguna canción. Por eso mismo fue un concierto especial, en el que fueron cayendo canciones de todos sus discos (sonaron "Black", "Control", "Change", "Berlin 15", "Lay On The Line", "Cool Dive" o "Seaside", pero podían haber sido otras y hubiera estado igual de bien). La sala, que estaba a rebosar, cantó y disfrutó cada una de ellas. No podía faltar su gran éxito y una de las mejores canciones de los noventa (de aquí y de fuera), "Chup Chup"; y, evidentemente, cayó –junto a "Cosmic"– en el único bis que ofrecieron, después de hacernos cantar el “cumpleaños feliz” a la mítica sala madrileña. Fue una gran noche para los nostálgicos de aquella gran década en la que hacíamos largas colas para ver a grupos españoles que cantaban en inglés.


Fotos: Fernando Curto

[flickr set=72157613036457605]


 

To Top