Publicidad

Anne Clark, Apolo, Barcelona (25-10-2008)


Publico variopinto y media de edad a partir de los 35 años el que se dio cita en la Sala Apolo de Barcelona (media entrada) para asistir a la reaparición de Anne Clarke, pionera del spoken word que regresaba hace bien poquito a la actualidad musical tras 10 años de parón en lo que a editar discos se refiere.


Venía a presentar su nuevo LP, "The smallest act of kindness", y por las pintas que se podían ver entre el público y por esa media de edad que antes mencionaba, más que un concierto sobre la actualidad musical del momento parecía una fiesta remember. Anecdotario aparte (y a pesar de algún que otro maleducado entre el público que en vez asistir a un concierto parece que vaya a recoger patatas), el directo de la británica sirvió para demostrar que esta señora es de lo más auténtico que pulula en un escenario. Su voz y fraseo característico se conserva, sus nuevas canciones aguantan el tipo y sus hits siguen enfervorizando a sus más fieles seguidores ("Our Darkness" fue como se preveía un fiestón). Acompañada de una banda que cumplió con su cometido (quitando algún que otro escarceo en formato intermedio musical que me cortó bastante el rollo), Anne se subió a su montaña rusa particular para un sube y baja con momentos más relajados y momentos más bailables, pasando de la mezcla tan característica del folk y la electrónica minimalista a la contundencia de los bombos. Me gustaron mucho sus momentos más intimistas con canciones de su nuevo trabajo y algunas de su anterior etapa, mientras que la recta final fue la que más se orientó a divertir al personal haciéndonos bailar con sus temas más contundentes. Temas nuevos como "If", “The hardest heard”, “Psalm”, “Boy racing” ó “Zest” fueron desgranándose entre clásicos como "Wallies", "Poem without words" o "Sleeper in Metropolis", rematando en el segundo bis el concierto con el tema más esperado por muchos de los presentes, "Our Darkness", que acabó de poner la guinda a un concierto emotivo y vigoroso a partes iguales, con una Anne Clarke que llenó el escenario en cada uno de los momentos en que lanzaba al aire su poesía electro-folk.


Fotos: Rafa Piera (Indienauta.com)

[flickr set=72157608482891095]

 

To Top