Publicidad

And So I Watch You From Afar, Moby Dick, Madrid (15-04-2012)

Autor: | @indienauta

And so i watch you from afar

El Post-Rock - Math Rock era protagonista anoche en la sala Moby Dick, con el primer concierto madrileño de los grandes expertos en el género And So I Watch You From Afar. Todavía con su directo arrollador de la última edicióndel FIB en las retinas (y tímpanos), sin duda uno de los mejores o el mejor concierto del festival, y después de la repentina cancelación de sus gira española prevista para el pasado mes de Noviembre, eran muchas las ganas de ver en directo en una sala al cuarteto irlandés. 



Abrían la noche los españoles  Jardin de la Croix que dieron muestras de muchas cualidades sobre el escenario, aunque se les podría reprochar sus composiciones a veces demasiado complicadas y técnicas, teniendo como consecuencia algún que otro fallo que finalmente quedarían como anecdóticos. Se notaban las horas y horas de ensayo, pero si simplificasen un tanto ciertas composiciones serían una verdadera bomba, y muy seguramente se sentirían más cómodos con algunos momentos del concierto. Aún así, un gran aprobado...

Ya se subían los irlandeses de And So I Watch You From Afar a la tarima de Moby Dick y nada más empezar lanzaron un “BEAUTIFULUNIVERSEMASTERCHAMPION” de una potencia sobrecogedora, resultaba imposible quedarse estático ante tal terremoto sónico. Y así fue a lo largo de la hora y cuarto que duró el set de la banda. Un repaso sobre los dos discos que han publicado hasta la fecha, insistiendo como es debido en las canciones que componen “Gang” publicado el año pasado. 

Los de Belfast han resuelto perfectamente la salida el pasado mes de septiembre de Tony Wright, guitarra original, y es ahora Niall Kennedy el encargado de disparar riffs y frases contundentes con su guitarra. Aporta, si fuese necesario, una dosis adicional de carisma a la banda cuyo verdadero estandarte y speaker es ahora el genial Rory Friers, quien con una sonrisa constante, transmitía una onda de las más positiva a la audiencia. Aprovechaba los parones entre canciones para disculparse por la cancelación de los bolos, y juraba que lo iban a dar todo para que su primera visita aMadrid fuera inolvidable. Cumplieron, y de qué manera... Niall se bajaba al público guitarra en mano, mezclándose al movimiento cada vez más intenso que crecía entre los enfervorecidos fans. Rory, a modo de respuesta para Niall, iba a más, y se lanzaba en un recorrido que acabaría sobre la barra. La respuesta del público frente a tal generosidad por parte de la banda era más que positiva, felicidad total para todos. 

And So I Watch You From Afar se sentían como en casa y se entregaban con un corazón enorme, de estas veces que te lo crees todo, cada palabra, cada gesto tiene un significado literal, nada de pose ni de frases hechas... Cuando pensábamos que habíamos visto ya todo lo que podía ofrecer la banda, volvían sobre el escenario para despedirse con dos temas adicionales. Ahí llegaba el momento épico del concierto, ambos guitarras descendieron a pie de escenario, entre la marea de gente, todos los allí presentes arrodillados para poder saltar más alto cuando la canción lo imponía, algo inolvidable, felicidad extrema y la sensación de estar asistiendo a uno de los grandes conciertos de esta temporada... 

Fotos: Maxime Dodinet


[flickr set=72157629829803145]

 

 


 

 

 

 

To Top