Publicidad

Los Increíbles 2 – Cambio de roles

Autor: | @JorgeABertran

En 2004, Pixar y Brad Bird -autor de la maravillosa El gigante de hierro (1999), director de Misión Imposible: Protocolo fantasma (2011)- se adelantaban a Marvel Studios y a la fiebre actual por los superhéroes con Los increíbles, película sobre el conformismo presentada, primero, como un WatchmenAlan Moore, Dave Gibbons, 1986- en versión animada -ambas hacen la misma reflexión sobre las capas de los superhéroes- que habla de la caducidad y la necesidad de héroes. Luego la película se convertía, sin embargo, en un estupendo relato de espías, con la base secreta de un supervillano megalómano situada en una isla perdida, una femme fatale, ingenios tecnológicos de imaginación pulp y una banda sonora de Michael Giacchino que ya quisiera James Bond o las posteriores entregas de Kingsman. Todo para contarnos, en mi opinión, que unos padres frustrados no pueden criar a niños felices. 14 años más tarde, Bird vuelve con una secuela que es una fiesta absoluta.

La trama comienza justo donde acababa la primera entrega -los personajes animados no envejecen- y enseguida retoma el tema de la ilegalización de los superhéroes. Esto lleva a dividir la trama en dos: por un lado, Elastigirl se convierte en la protagonista de la acción, en la encargada de hacerle frente a una nueva amenaza, y de paso limpiar el nombre de los superhéroes para permitirles volver a la luz pública; por otro lado, Mr. Increíble se ve obligado a quedarse en casa para cuidar de sus hijos. Así, tenemos primero una historia clásica de superhéroes en la que Elastigirl se enfrenta a un enigmático criminal con el poder de hipnotizar a través de las pantallas -claramente un comentario sobre el adictivo atractivo de móviles, tablets y ordenadores-. Esta trama es espectacular -la técnica de la animación ha ganado muchísimo tras 14 años- y tiene secuencias de acción espectaculares y muy ingeniosas: el uso de los poderes de Elastigirl sobre su moto; o el de los pequeños agujeros dimensionales de una de las villanas -que recuerdan al videojuego Portal-. Pero esta trama es también la más convencional.

Por otro lado, el tono de comedia doméstica de las secuencias en las que Mr. Increíble debe hacerse cargo de sus hijos es brillante, y demuestra un profundo conocimiento del comportamiento de un bebé, aunque tenga poderes como los de Jack-Jack. El mensaje de la película es claramente feminista: Elastigirl escapa de la sombra de su marido, puede desarrollar su carrera, pero se resiente por el sacrificio de abandonar a su familia. Mientras tanto, Mr. Increíble debe cumplir una misión tan complicada como salvar el mundo. Los increíbles 2 tiene humor, acción, personajes desarrollados y una técnica de animación deslumbrante. No hay que perdérsela.

 

To Top