Publicidad

El Infinito (The Endless): la llamada del culto

Autor: | @JorgeABertran

Justin Benson y Aaron Moorhead -directores y guionistas- sorprendieron en 2012 con Resolution, una película independiente que hoy tiene un pequeño culto. Narraba esta una historia que se servía de los tópicos del género de terror y usaba la excusa argumental de un adicto a las drogas, para proponer una interesante metáfora sobre cómo somos esclavos de nuestros personajes y de un autor/dios/destino que puede interpretarse como un ejercicio de metaficción.

Tras la peculiar mezcla de terror y romance de su segunda película, Spring (2014), Benson y Moorhead vuelven ahora sobre los temas de Resolution en la interesante The Endless, recuperando ideas -el foundfootage– y conceptos de aquella. Los propios Benson y Moorhead interpretan a los dos personajes protagonistas, dos hermanos que pertenecieron, hace años, a lo que parece ser una secta destructiva con creencias místicas y apocalípticas. Cuando uno de ellos, atrapado en un trabajo precario, se da cuenta de que su vida en el mundo real no tiene mucho sentido, decide volver a dicha secta. Su hermano le acompañará en la aventura, en el papel de un escéptico cargado de humor irónico. Si el personaje principal de Resolution quería desengancharse de las drogas, aquí Aaron pretende volver a un sistema de creencias que le daba sentido a su vida. El argumento se mantiene en el misterio de lo que esconde realmente la secta -y sus miembros- durante casi todo el metraje. Cuando la incógnita se agota, el ritmo se estanca un poco, pero enseguida la historia remonta, saca sus mejores cartas, y en una jugada muy estimulante convierte al “monstruo” de todas las películas de terror y ciencia ficción, en la propia cámara de cine.

El film es estupendo, te mantiene en tensión, sus personajes resultan humanos, aunque hay que pasar por alto un presupuesto mínimo y unas interpretaciones pedestres de sus protagonistas, los propios autores, que no son precisamente grandes actores. Lo mejor, el mencionado clímax que apela explícitamente a Lovecraft para hablar de lo desconocido, del gran miedo primordial al verdadero sentido de la existencia.

The Endless es una pequeña película independiente que de forma ambiciosa expande el universo de Resolution (conviene verla o revisarla previamente). Lo dicho, de culto.

To Top