Publicidad

Bumblebee: los años 80

Autor: | @JorgeABertran

Bumblebee es la primera película en imagen ‘real’ de Travis Knight, director de la magnífica Kubo y las dos cuerdas mágicas (2016) de los estudios Laika. Aquí consigue un film simpático, pero que no permite descubrir señas de una mirada autoral. La tarea es complicada en un producto como este: precuela y spin-off de la mastodóntica franquicia de Transformers, era difícil encontrar aquí una voz personal. En toda la saga dirigida por Michael Bay, creo que apenas hay unos 40 minutos con alma, el resto son espectaculares batallas entre robots gigantes, set pieces que son la mayor virtud de Bay. Esos 40 minutos a los que me refiero son los primeros compases de la película inicial, en los que Bay y sus guionistas –Roberto Orci y Alex Kurtzman– siguen el consejo del productor ejecutivo, Steven Spielberg, que recomendó que el film debería ser la historia de un chico –Shia Labeouf– y su primer coche -precisamente Bumblebee-. Este relato más íntimo, juvenil y de espíritu Amblin, es el que repite Bumblebee, 11 años después.

La película es un claro ejemplo de la voracidad del tiempo según Hollywood: es básicamente E.T., el extraterrestre (1982) cambiando al alienígena de cuello largo por el transformer del título. La cinta está hecha para los que no han visto el clásico de Spielberg, pero, me temo, también para los que no vieron la primera entrega de la saga, como queda patente en su carácter de pseudo-remake. Los cambios operados en esta puesta al día me parecen francamente interesantes: vivimos tiempos de reivindicaciones feministas, así que el protagonista es ahora una chica, Charlie (Hailee Steinfeld). Y si en el año 2008 los transformers tuvieron que adoptar un diseño más ‘realista’ para parecer creíbles -feísimo en mi opinión- ahora tienen un aspecto cercano al de la serie animada de los años 80. Es como recuperar la inocencia y la capacidad de la fantasía. Bumblebee vuelve a ser un escarabajo amarillo, en un guiño a los que hemos llevado a nuestros hijos a ver esta película.

 

To Top