Publicidad

Cesária Évora, la diva de los pies descalzos, nos dice adiós

Autor: | @indienauta

cesareaevora

Nos deja la gran Casária Évora, conocida como "la diva aux pieds nus" (la diva de los pies descalzos, pues así es como aparecía en sus conciertos). Después de ser hopitalizada en el Hospital Baptista de Sousa en su tierra caboverdiana, Sao Vicente (a la que cantaba en uno de sus temas más alegres, "Carnaval de Sao Vicente"), debido a un cuadro médico más que preocupante, donde la nicotina y la diabetes hicieron mella, fallecía a los 70 años de edad. Con ella se nos va una artista que deja un hueco casi imposible de reemplazar.


Ya en septiembre de este año decidió dejar los escenarios, por su delicado estado de salud que no le permitía afrontar los conciertos que tenía cerrados. En marzo de 2008 ya tubo un traspiés importante en lo que a la salud se refieres al sufrir en Australia un accidente cardiovascular, del cual se recuperó. Dos años más tarde, en mayo de 2010 fue operada del corazón en París, lo que significó otro paréntesis en sus conciertos, que se convertiría en definitivo al decidir dar por terminada su carrera de conciertos en septiembre de este año. Su vida estuvo marcada en determinados momentos por el alcohol y el tabaquismo (este último hasta prácticamente hasta sus últimos días, lo cual ayudó a agravar su estado), pero también por las grandes canciones y su manera de interpretarlas. Al final, Cesaria regreso a su Sao Vicente donde ha apurado los últimos días de su vida.

La carrera de Cesaria empezó a despuntar internacionalmente (y tardíamente) con el disco "La diva aux pieds nus", y con 13 álbumes más donde la morna, canción popular caboverdiana relacionado con el fado portugués, la modinha brasileña, el tango argentino y el lamento angoleño, era la protagonista. Anteriormente, Cesaria comenzó cantando en bares y hoteles de Cabo Verde. Después de problemas económicos en 1975 se refugió en el alcohol. Bana, un cantante caboverdiano, animó a la artista a regresar al mundo de la música, y fue entonces cuando fue descubierta por un francés llamado José da Silva, que la animó a viajar a París para grabar su primer disco, que precipitó el descubrimiento a nivel internacional de su música. Su éxito más fulgurante vino de la mano de "Miss Perfumado", y a partir de ahí, fue reconocida su voz como una de las más personales e importantes de la world music.

Cesária se nos ha ido, pero queda su música y su cadencia melancólica que nos arrastra a paisajes de ensoñación. Descanse en paz.

 

 

 

 

To Top