Publicidad

Adiós, Fantástico. Hola, Fantástico.

por Joan C. y Rafa P. 

Hace unas semanas se despedían los 4 fantásticos (Jose, Ainhoa, Nacho y Luis Le Nuit) del Fantástico, uno de los míticos bares indies de Barcelona (y de los poquitos por cierto que existían). Con la emoción contenida, asistimos a la pequeña gran sorpresa de la emisión de un vídeo que glosaba un montón de experiencias vividas por los habituales del lugar.


Es cierto que el Fantástico continúa, con nuevos dueños y nuevas perspectivas de cara al futuro, con el mismo espíritu y con renovadas fuerzas, pero desde aquí queríamos recordar y homenajear al anterior Fantástico y especialmente a sus artífices que durante más de ocho años estuvieron bregando, primero por sobrevivir en el difícil mundo de la noche en Barcelona, noche acaparada en gran parte por los dos gigantes del indie, Apolo y, especialmente, Razzmatazz, y después por conseguir que el Fantástico fuera más allá del típico bar de copas. Jose, Ainhoa, Nacho y Luis Le Nuit consiguieron hacer del Fantástico (y también del The Sound, que igualmente cerraba sus puertas semanas atrás) un auténtico club, un lugar de reunión imprescindible en la noche indie barcelonesa. Son muchas las experiencias vividas en el Fantástico y sería demasiado largo de contar aquí el cúmulo de sensaciones y buenas vibraciones que unos servidores han experimentado allí. Nos queda la esperanza de que el nuevo Fantástico nos quite poco a poco la morriña con la que nos acordamos de aquellas noches vivídas en el viejo Fantástico, y cierto es que lo están consiguiendo, pero nunca podremos olvidar esos años que han marcado nuestra experiencia como aves nocturnas, entrando y saliendo por la puerta del Pasaje de Escudillers número 3, disfrutando de la música, de las personas, de los momentos... Mucha suerte al nuevo Fantástico, y desde luego que allí estaremos celebrando aquello de que a rey muerto, rey puesto. ¡Larga vida al Fantástico!

 

To Top