Adiós a The Pains Of Being Pure At Heart

La banda neoyorquina anuncia su separación

La separación de The Pains Of Being Pure At Heart se veía venir. Los continuos cambios de formación, o las declaraciones en 2017 de Kip Bermanafirmando que “The Echo of Pleasure” podría ser su último trabajo, no dejaban lugar a dudas. Pero ayer fue el mismo Berman quién confirmó en las redes sociales del grupo que la aventura se había acabado, y que ya no sentía eso que sentía cuando se mudó a Nueva York y formó el grupo en 2007. Ahora vive en Princeton, tiene una familia, y a The Natvral, su proyecto en solitario. Un cambio de rumbo que nos deja algo huérfanos a todos los que amamos el indie-pop.

Quizá, la separación de los Pains, solo nos resulte triste a unos cuantos, pero han sido un grupo más importante de lo que a simple vista parece. Ellos, fueron los mayores exponentes de ese nuevo revival indie-pop que se fijaba en loso grupos de Sarah Records, y en la escena independiente británica de los ochenta. Su álbum de debut hizo que muchos quisieran explorar esos sonidos que, en su día, labraron lo que hoy conocemos como indie-pop. Y lo hicieron a lo grande, con una colección de canciones perfecta, en la que no faltaban las buenas melodías, pero también las guitarras potentes y ruidosas cercanas al shoegaze. Algo que, quizá, por la atención recibida, dejaron un poco de lado en “Belong”, su segundo trabajo. Un disco producido por Flood, en el que se dejaban llevar por sonidos más cercanos a los 90. Pero no pasa nada, porque, aun así, lograron dar con otro trabajo redondo. De hecho, se suele decir que el mejor disco que han hecho Smashing Pumpkins en los últimos veinte años. Pero al final, tarde o temprano, su corazoncito pop tenía que salir de nuevo. Lo hizo con “Days of Abandon”, un tercer trabajo con una producción menos pomposa, en el que Kip, ya con nueva formación, decidió volver a lo más básico. Tras él, siguieron a su ritmo con “The Echo Of Pleasure”, publicando algún Ep que otro, y versionando al completo el “Full Moon Fever” de Tom Petty. Un artista que, por cierto, ha sido de gran inspiración para el nuevo proyecto de Berman.

Afortunadamente, aunque los Pains ya no existen, sus miembros siguen muy activos en el mundo de la música. El mismo Kip Berman nos invitaba ayer a descubrir todos esos proyectos, que son unos cuantos, y muy interesantes. Ahí tenemos Store Front, la banda de Nueva York donde milita Peggy Wang, la primera teclista del grupo. Tan solo cuenta con dos canciones, pero ojo, porque son dos temazos como la copa de un pino.

Otro que tampoco ha sido capaz de dejar la música, es Alex Naidus, el que fue el primer bajista de la formación. Se ha mudado a Los Angeles, y esto parece que le ha hecho cambiar un poco de rollo. Más que nada, porque allí, forma parte de Massage, una banda que hace un pop cálido y limpio que es una delicia. El año pasado editaron “Oh Boy”, un trabajo notable que, por desgracia, no ha tenido mucha repercusión.

Bastante más entretenido ha estado Kurt Feldman, el que fue su primer batería. Primero con The Depreciation Guild, un grupo en el que ya militaba cuando entró en los Pains, y más tarde con Ice Choir. Con estos últimos, se metió de lleno en un pop electrónico con sabor a los ochenta, que se le daba bastante bien. Y decimos daba, porque en 2016 publicaron su segundo trabajo, y nunca más se supo. Suponemos que se ha centrado más en su faceta de productor e ingeniero de sonido.

Y, por último, tenemos a los ya mencionados The Natvral, que no deja de ser el proyecto en solitario de Kip Berman. Quizá, sea el que más ha cambiado de rumbo, porque se ha metido de lleno en un mundo acústico influenciado por Bob Dylan, y como decíamos más arriba, por Tom Petty. Aunque, la semana pasada, subía una versión a las plataformas de streaming de ‘You Looked Like a Portrait’, uno de los temas más conocidos de Dear Nora, lo que nos hace pensar que no se ha olvidado de su lado más indie-pop.

Foto: Adolfo Añino