10º Aniversario El Genio Equivocado, Almo2bar, Barcelona (17-01-2020)

Primera fecha de celebración de los 10 años en Barcelona

Lo evidente, cumplir 10 años dentro de esta industria no es ya que sea un logro es una proeza. Lo importante, cumplir 10 años dentro de esta industria con el respeto de todos los que en algún momento han pasado por el sello es de buenas personas. 

Cuando aparecí por la sala el viernes hora y media antes de que empezaran los conciertos, de la fiesta X Aniversario del Genio Equivocado en Barcelona, pude charlar con ellos y con los músicos cerveza en mano, sobre el sonido, la sala y las ganas de celebrar, lo de ser amable no tiene muy buena prensa, los malotes venden más, pero en el Genio todo es amabilidad y eso se traslada a los músicos del sello, las reglas de etiqueta están claras para todos.

Arrancar el primer día de fiesta con un nuevo fichaje, que todavía no ha editado su primer EP, aunque sí un single, ya es toda una declaración de intenciones de lo que estamos celebrando, la apuesta por los músicos. 

(Mon) es el primer plato de la noche. El sonido de Ramón Vives es equilibrado y redondo, son pocos los temas que tienen en el repertorio, pero se nota que están trabajados y a punto para ver la luz en más de un bolo, para el tema Swing, Ramón nos cuenta que encontró la inspiración mientras veía bailar a un grupo en una plaza de Gracia y con esta excusa, nos desvela una letra íntima y muy bien gestionada con las melodías de su guitarra, con Vagabunda, nos confiesan que algunos de los temas cambian de título según va pasando el tiempo y como no podía ser de otra forma cierran la actuación con su primer single Final feliz, un tema que está cargado de historia, la letra del escritor Francesc Miralles, rememora los años Erasmus de Ramón en París, grupo a tener muy en cuenta en este 2020 que empezamos.

Después de un breve descanso amenizado con temas del sello, llega el turno de Flamaradas, Daniel Magallón, líder y alma del grupo, sube al escenario y mira serio al público, la mirada que tiene durante todo el concierto en un principio puede parecer desafiante, son la música y las letras del grupo las que desmienten esa sensación, es la mirada del músico que siente lo que cuenta. 

La música de Flamaradas, es tierra pura, sin adornos, las fuentes que la mojan son muchas y en ocasiones son evidentes, pero ellos no son las fuentes, son la tierra que se empapa de esos sonidos.

Pasaje entre las cañas es el tema con el que abre el concierto y el arpegio de guitarra nos sumerge en ese mundo de sensaciones, recuerdos y paisajes que es la música de Daniel Magallón y es cuando llega Los amigos de la plaza, donde todo ese universo toma forma, nos lleva en brazos a esos bancos de barrio que tanto hemos transitado algunos. Con El rumor eterno de la autopista, tema que formará parte de su próximo disco, nos desvela su trabajo de profesor y cómo los alumnos le inspiraron para esta canción, letras con conciencia, con realidad. Farolillo, primer sencillo de su próximo disco, cierra una actuación mayúscula de un músico con mucho que decir y que es capaz de contarlo de muchas formas.

https://youtu.be/iRIxtJDucsQ

Invisible Harvey son los encargados de cerrar la noche y Dimas sube al escenario, en las tres primeras frases ya se ha metido al público en el bolsillo. Son siete en el escenario y van a dar lo que se espera de ellos, Si quieres viajar al pasado, llama a tu contestador y su violín y chelo empiezan el concierto para no soltarte, el grupo se mira, se escucha y se sonríe durante toda la actuación y si algo tiene Invisible Harvey es que transmite la misma felicidad que su música. 

Carta a un helicóptero y su ritmo de himno nos llevan a todos los presentes a su mundo, sutil y amable que Dimas nos deja ver a cachitos, pequeños pero intensos. Es con Experto en mirar techos donde nos retrata a todos los presentes, nos pone delante de un espejo de inseguridades y deseos. Y justo después nos vuelve a agarrar de los hombros para interpretar Un puñetazo en el corazón donde las cuerdas nos llevan en volandas por el tema, para no dejarnos caer en ningún momento, porque si algo sabe hacer Dimas con sus letras es zarandearnos constantemente para no dejarnos caer nunca.

No podía terminar el concierto de mejor forma que con su mágnifica La noche de fin de año somos arte funerario, Invisible Harvey es de esos grupos que sabe gestionar, batir y servir las emociones como pocos.

Y después de todo esto, a rematar la fiesta en el Heliogabal, pero eso es para los que fuimos, que no todo está para contarlo.