Publicidad

disco

Cymbals Eat Guitars, “Pretty Years” (Synderlin, 2016)

Con lo bien que pintaban las cosas para Cymbals Eat Guitars cuando comenzaron (ser nombrados “Mejor Nueva Banda” por Pitchfork en el 2009 era la bendición más infalible que podía tener una banda de música independiente), los últimos años han ido mermando el impacto mediático del tipo de escena en el que nadaban cómodamente, lo cual unido a luchas personales y a cambios de formación forzosos, nos deja a la banda neoyorkina en 2016 con Joseph D´Agostino como único miembro de la formación original y con el reto de hacer un cuarto disco que les haga volver a resonar con fuerza. Pueden respirar tranquilos, lo han conseguido: “Pretty Years” es su mejor disco, y les abre a caminos mucho menos ligados al indie de libro (aunque siga pudiéndoseles comparar de vez en cuando con Modest Mouse), situándoles en un terreno más lucrativo en el que también caben baladones arrebatadores (‘Shrine’), experimentos electrónicos (‘Mallwalking’, con su ¿intencionado? guiño al ‘Come as you are’ de Nirvana en el solo de sintetizador), punk abrasivo (‘Beam’) y hasta exuberantes piezas de rock a lo Springsteen.

Leer más

libros

Pistol. La increíble historia de Pete Maravich, Mark Kriegel (Contra, 2016)

¡El showtime antes del showtime! Pistol es la segunda joya de nuestra querida editorial Contra dedicada al mejor de los deportes, el baloncesto —por supuesto—, y de la mano del periodista y escritor Mark Kriegel nos trae la increíble historia de no solo un jugador legendario. Pete «Pistol» Maravich es todo un icono americano. Algo así como «el Elvis de la canasta».

Leer más

disco

El Lado Oscuro de la Broca,”Poderosa” (El Genio Equivocado, 2016)

Si en vez de El Lado Oscuro de la Broca se llamasen The dark drills —The dark side of the drill me suena a nombre paródico de Pink Floyd— y vinieran de Washington D.C. y no de Zamora, los festivales, tanto patrios como ajenos, se los rifarían. Con Beta, su disco de debut publicado el año pasado, El Genio Equivocado nos «plantaba en la cara» a un grupazo de descomunal e inmediata pegada, que gravita entre el noise volcánico y el shoegaze «peso pesado». Y ahora, con los oídos aún resonando tras el K.O. técnico de su fiero directo en el pasado Primavera Club, nos llega Poderosa. Y no, muy posiblemente no estás preparado para el segundo asalto. Pero el gong acaba de sonar y el juggernaut mesetario se acerca sediento de sangre a tu esquina del cuadrilátero... ¡Guitarras fuera!

Leer más

disco

Mykki Blanco, “Mykki” (!K7 Records, 2016)

Estamos en una sociedad de barreras difusas y multiplicidad de opciones de identidad. Tomemos a Mykki Blanco, por ejemplo. Sabemos que el nombre representa a una supuesta rapera adolescente (o de espíritu adolescente) creada por el artista neoyorquino Michael Quattlebaum Jr., inspirada a su vez por un alter ego de la combativa Lil´Kim. Pero la cosa es más complicada que eso. Mykki no parece limitarse a ser un capricho artístico de Quattlebaum, más bien al contrario, el personaje se ha convertido en un vehículo lo suficientemente dúctil como para que su creador se haya integrado casi totalmente en él en cada movimiento público que realiza. Tampoco deja que los aspectos transgénero de su discurso se apoderen de la totalidad de su propuesta, ni en lo temático, ni en lo musical (Mykki tiene un lado delicado, sobre todo en los momentos en los que se lanza a cantar, pero por lo general rapea con una determinación agresiva, casi “viril”, válganos el término).

Leer más
To Top