Publicidad

disco

Snail Mail, “Lush” (Matador Records, 2018)

La década de los noventa empezó con una guerra televisada y un clima de tristeza creado por el desencanto de unos ochenta que no fueron tan felices como nos los pintaban. Todo eso se vio reflejado en la música, que dibujó la sociedad de esos años en los que muchos veinteañeros descubrieron que el mundo podía ser realmente jodido. Lindsey Jordan es hija de esos veinteañeros, y a sus 19 años ya se ha erigido como una de las grandes precursoras del revival que explora los sonidos que escuchaban sus padres.

Leer más

disco

Belako, “Render Me Numb, Trivial Violence” (El Seguell del Primavera, 2018)

Poco se puede decir a estas alturas de Belako que pueda sorprender. El cuarteto vasco lleva un tiempo siendo vitoreado por la crítica, apreciado por los programadores, y aplaudido por un público que no puede quedar indiferente ante sus vigorosos e intensos directos. Pero es que, además, se están convirtiendo en una banda seria, de esas que despejan a base de una discografía sólida cualquier atisbo de hype injustificado. Su tercer larga duración -quinto trabajo si contamos los EPs, y quizás deberíamos- lleva unos meses en el mercado, pero no queríamos que por omisión pareciera que en Indienauta no estamos igualmente convencidos de sus méritos. Más bien, todo lo contrario, así que valgan ahora estos parrafitos sobre el que esperamos que sea tan sólo uno más de los primeros pasos de una carrera destinada a ser realmente grande dentro de la música que se hace en el país.

Leer más

disco

Sam Vance-Law, “Homotopia” (Caroline/Music As Usual, 2018)

Aunque ha nacido en Canadá, Sam Vance-Law lleva años residiendo en Berlín, ciudad en donde se ha convertido en una rara avis de la música alemana actual. Primero, por la temática de sus letras, abiertamente gays y que huyen de los tópicos del género. Y es que, el mismo confiesa que estaba harto de que solo se hablará de la victimización y el orgullo de la comunidad gay, que él prefería hablar del día a día del mundo homosexual. Y segundo, porque, con su voz de barítono, y su preferencia por el pop orquestal, está más cerca de The Divine Comedy que de la gélida música germana. Es más, estamos ante un álbum de debut bastante cálido y alegre. Ideal para la época estival que viene.

Leer más

disco

George Ezra, “Staying at Tamara’s” (Columbia 2018)

Atención, Barceloneses, soy consciente de los problemas que ha traído consigo la turistificación excesiva de la ciudad, por no hablar de que no estáis solos a la hora de denunciar la inevitable relación entre el boom del alquiler vacacional y la gentrificación que amenaza con arrasar la solera de algunos de los barrios más entrañables. Pero esa ola también puede traernos a alguien tan agradecido como George Ezra, quien después de haber incluido el nombre de la capital catalana en el título de uno de los temas de su debut (el tercer disco más vendido en el Reino Unido en 2015), decidió huir del agobio post-gira y del atasco creativo dejándose las perras vía Airbnb para quedarse durante un mes en la habitación de sobra que una señora llamada Tamara tenía en esa ciudad.

Leer más

disco

Lykke Li, “So Sad So Sexy” (Sony, 2018)

Resulta curioso el camino que ha seguido la carrera de Lykke Li en los últimos años. Tras tocar el cielo con su “I Never Learn” en 2014, y dejarnos cuatro canciones estupendas con LIV, su proyecto junto a otros artistas suecos, dos años después, nos ha sorprendido con un nuevo trabajo que poco tiene que ver con todo esto. La de Estocolmo ha cambiado los sonidos hippies de los últimos años, los cuales, dicho sea de paso, estaban bastante bien, por el mundo del urban y el r&b.

Leer más
To Top