Publicidad

disco

Gruff Rhys, American Interior (Turnstile 2014)

Hay artistas que luchan por buscar maneras de renovarse, y acaban estampándose por que el público sólo quiere verles/escucharles en la variante estilística que les dio a conocer. Otros, sin embargo, son lo suficientemente afortunados y creativos como para hacer que justamente sea esa inquietud eterna lo que el público espera de ellos. Es el caso de gente como Gruff Rhys, un personaje cuyas excentricidades –dentro de Super Furry Animals o en alguno de sus innumerables proyectos paralelos- serían capaces de dejar chico al mismísimo Wayne Coyne.

Leer más

disco

Dotore, Variaciones (Sones, 2014)

Desde la primera vez que escuché a Dotore, con su precioso y lejano "Demonios del otro lado del océano" (Cosas Primo, 2006) se me antojó como un proyecto en constante evolución y llamado a ser una revolución en la música pop de este país. Con su segundo trabajo, el logrado "Los veranos y los días" (Cosas Primo, 2010) volvió a hacer un compendio de pop magistral mucho más elaborado y tallado con una sensibilidad a la altura de muy pocos compositores que conozcamos. La propuesta había cambiado, pero el quid de la constante evolución seguía ahí tan presente como el primer momento.

Leer más

reportajes

Descubre a The Stammer

Hoy os proponemos a una prometedora banda de post-punk llegada desde Philadelphia. Inicialmente el vehículo en solitario de su líder, Brian Brotman, para 2011, el proyecto ya se había transformado en una banda, adoptando el formato de trío. En febrero de 2012 presentaban su primer EP, de título homónimo, cuatro temazos donde los ecos de Joy Division y New Order, los primeros Interpol, pero también la furia controlada de The Walkmen son bien patentes.

Leer más

disco

Flowers, “Do What You Want To, It’s What You Should Do” (Fortuna Pop, 2014)

Estos últimos años hay que mencionar la palabra indie con mucho cuidado. La dichosa etiqueta se ha convertido en una moda en la que prácticamente cabe de todo. Por eso es toda una alegría encontrarse con un disco como el de Flowers, una banda que recupera la esencia de lo que significó esa palabra a mediados de los ochenta en Reino Unido. Su música recuerda a aquella época en la que nos enterábamos de los lanzamientos discográficos por los fanzines, y en la que conseguir un disco de ese estilo era toda una proeza. La banda londinense ha conseguido actualizar aquel sonido y traerlo a esta década de una forma excepcional. Algo que no es fácil.

Leer más
To Top